• Nos buscamos en todos los viajes, en la memoria, como si todo fuera un contínuo sin solución final. Así lo hice un otoño en Roma.