• Jamás se había vivido algo parecido: un apagón de más de 130 horas que ya es metáfora y símbolo de la situación del país. Venezuela se quedó sin luz.