fbpx
jueves, junio 13, 2024
InicioHistoriaDía de Acción de Gracias, la posible historia detrás de la tradición

Día de Acción de Gracias, la posible historia detrás de la tradición

Imagínate huir de tu país, cruzando un océano hacia lo desconocido. Llegas a un continente completamente nuevo, enfrentando un mundo ajeno, donde ni el clima ni la tierra te son familiares. Pero la necesidad de sobrevivir te impulsa a intentarlo, a plantar nuevas raíces en suelo extraño. Con esfuerzo y determinación, logras lo impensable: una cosecha exitosa. ¿No querrías dar las gracias?

Y en un otoño dorado, bajo cielo americano, decides celebrar. Este acto, que se ha interpretado como un gesto de gratitud, refleja una complejidad mayor en las relaciones entre los colonos y los nativos americanos, y ha sido idealizado en la narrativa tradicional como el primer del Día de Acción de Gracias. Es un momento en la historia donde diferentes culturas se unen, y donde la gratitud y la esperanza se entrelazan para dar inicio a una festividad que perdurará a través de los siglos.

Todo comenzó con una primera cosecha

Foto: Michael Fischer

En septiembre de 1620, un grupo de alrededor de 100 personas abordó el Mayflower, un barco mercante de 30 metros de largo, y emprendió un peligroso viaje de 66 días desde Inglaterra hacia el Nuevo Mundo. Buscando un lugar donde pudieran practicar su fe libremente, estos peregrinos establecieron la colonia de Plymouth en lo que hoy es Massachusetts.

Las colonias en esa época eran extensiones de los reinos europeos, establecidas para expandir el comercio, la influencia y a veces como refugio para aquellos que buscaban escapar de persecuciones.

Los Wampanoag, cuyo nombre significa “Pueblo del Amanecer”, habían habitado la región de Nueva Inglaterra durante miles de años. Massasoit, el sachem de los Wampanoag, tenía un rol complejo y estratégico. Su decisión de interactuar con los colonos fue parte de una táctica más amplia en respuesta a las dinámicas de poder y amenazas externas, no simplemente una muestra de amistad o cooperación. Una relación que buscaba el respeto mutuo y la cooperación, estableciendo una paz que duró varias décadas.

La evolución del Día de Acción de Gracias

Foto: James Wheeler

El Día de Acción de Gracias, tal como lo conocemos hoy, es el resultado de un viaje que abarca siglos. Su transformación en un feriado nacional comenzó con un decreto de Abraham Lincoln en 1863, un intento de unificar un país dividido por la Guerra Civil. Lincoln designó el último jueves de noviembre como un día para dar gracias, una tradición que ha persistido hasta hoy.

A lo largo del siglo XX, el Día de Acción de Gracias se convirtió en un pilar de la cultura estadounidense, simbolizando la unión familiar y la gratitud por las bendiciones del año. Sin embargo, a medida que la sociedad evolucionaba, también lo hacía la festividad.

En las décadas siguientes, el Día de Acción de Gracias comenzó a marcar el comienzo de la temporada de compras navideñas, con el “Black Friday” como su estandarte. Este fenómeno comercial, que comenzó en los años 1960, ha crecido hasta convertirse en un evento global, a menudo eclipsando el propósito original de la festividad.

Esta transformación refleja cómo, en un sistema capitalista, incluso las tradiciones más sagradas pueden ser cooptadas por intereses comerciales.

Hoy en día, el Día de Acción de Gracias no solo se celebra en Estados Unidos, sino que también ha encontrado un lugar en la cultura global, a menudo despojado de su significado histórico y transformado en un catalizador para el consumismo.

El significado profundo de la comida en Acción de Gracias

Foto: Karolina Grabowska

Aunque los platos actuales reflejan la diversidad cultural de Estados Unidos, es importante reconocer que la versión moderna de esta cena es una evolución de lo que podría haber sido el menú original, y no una representación exacta del primer festín. El pavo, ahora un elemento central, tiene una historia interesante.

Aunque no hay evidencia concreta de que el pavo fuera parte del menú del primer Día de Acción de Gracias, se ha convertido en el símbolo indiscutible de la cena.

Cada año, en la Casa Blanca, se lleva a cabo el “indulto del pavo”, un evento donde el presidente “perdona” a un pavo, salvándolo de ser cocinado. Esta tradición, que comenzó en 1989 con el presidente George H. W. Bush, simboliza un momento de ligereza y humor, pero también refleja la importancia cultural del pavo en esta festividad.

El puré de papas, la salsa de arándanos y el pastel de calabaza también tienen sus raíces en la historia estadounidense. El puré de papas, introducido en América del Norte por los colonos europeos, y la salsa de arándanos, con su origen indígena, representan la fusión de diferentes culturas. El pastel de calabaza, derivado de las recetas de los nativos americanos, se ha convertido en un símbolo del final del otoño y la cosecha.

Estos platos no solo se disfrutan, sino que también cuentan la historia de un país forjado por la unión de diferentes culturas y tradiciones.

El Día de Acción de Gracias es una celebración que ha resistido la prueba del tiempo, adaptándose y transformándose a lo largo de los siglos. Desde aquel primer festín en Plymouth, donde diferentes culturas se unieron, hasta las modernas reuniones familiares, el Día de Acción de Gracias sigue siendo un símbolo de gratitud, comunidad y resiliencia.

Es importante reconocer que la historia del Día de Acción de Gracias, como se celebra hoy, se basa en una narrativa simplificada que a menudo omite las tensiones y desafíos reales que enfrentaron tanto los colonos como los pueblos indígenas.

Y tú, ¿celebras este día?

Si te gustan nuestros contenidos, ¡danos cafeína para seguir!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Sigue viajando

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto o puede renunciar si lo desea.    +info
Privacidad