Arte y Cultura

Teatro alternativo en Buenos Aires

Algunos la llaman la Meca del teatro. Otros, la capital cultural de Latinoamérica. El arte, en Buenos Aires, no tiene excusas. Inspiración, vocación y emprendimiento, convierten a cualquier espacio en escenario. Desde los grandes teatros comerciales de la avenida Corrientes, hasta los espectáculos de pequeño formato del llamado circuito independiente. Teatro en clubes culturales, en salas alternativas, en los sótanos, en casas de los directores, o hasta en plena calle.

La capital argentina se encuentra en el ranking mundial de ciudades con más teatros, la mayoría con propuestas alternativas. Son lugares dedicados a la experimentación, al aprendizaje y al desarrollo de inquietudes, donde la crítica y la poética personal cobran vida, con precios accesibles e ideas infinitas. Muchos nacieron en tiempos de crisis y siguen creciendo con proyección nacional e internacional. Lo hacen con una gran lección: el compromiso y la pasión.

Desde Viaje con Escalas, recomendamos aquellas salas alternativas de producción teatral. Nos centramos, principalmente, en el circuito de los barrios de Almagro y Boedo, que cuentan con una fuerte trayectoria tanguera y teatral.

1- Teatro Beckett : Teatro activo desde el año 2005. Sus creadores tomaron al actor y director Miguel Guerberof como referente, basándose en el espíritu que él mismo transmitía: convertir el teatro en un espacio para la gente que comienza. La sala arrancó con la obra de Samuel Beckett, ‘Acto sin palabras’ y, desde entonces, combina producciones independientes de autores argentinos y extranjeros, ya sea con programación de importantes dramaturgos y directores como de jóvenes creadores. Ubicación: Guardia Vieja 3556 (Abasto).

2- Teatro del Abasto: Lo creó una pareja de artistas después de que cerrara el Bajo Corrientes. Encontraron una casa que, antiguamente, ya había sido teatro. La pintaron de verde y, desde entonces, el color quedó sellado en todas sus obras. Se construyó durante el 2001 y fue hijo del ‘corralito’. Su apertura, que estaba prevista para finales de ese año, tuvo que posponerse hasta pasados unos meses, en mayo de 2002, cuando el país empezó a superar la peor fase de inestabilidad. Ubicación: Humahuaca 3549 (Abasto).

3- El Camarín de las musas: La sala cuenta con más de un espacio y una gran escalera de madera. Al costado, un restaurante de piso blanco y negro, con baldosas que remiten a otra época. En él, se exponen algunos cuadros. Toda una fusión que explota en el escenario, aplaudiendo la historia de superación de este teatro. Otro hijo del ‘correlito’. La sala se estrenó a finales del 2001, con una sola obra y en un fuerte contexto de crisis. Al poco tiempo empezó a ofrecer clases de danza y de teatro. Hoy cuenta con una cartelera de 750 funciones por año. Ubicación: Mario Bravo 960 (Almagro).

4- anFitrión – Espacio cultural: Su color es el rojo. Su estilo, una mezcla de kitsch y vintage. Una recepción a lo ‘Blue Velvet’ de Lynch, pero sin azul. Una barra, algunas copas y licores. Un sillón doble, que parece extraído de un tren. Una fina cortina hecha de fotogramas, muchas lámparas. Dentro de la sala, hasta escuchas el aliento del actor. Hay poca escenografía, mucho gesto. Abierto desde el año 2000, los creadores del anFitrión lo definen como ‘una fuente de vitalidad y experimentación atrevida’. Presenta espectáculos propios e invitados, así como talleres de actuación. Ubicación: Venezuela 3340 (Boedo)

5- El Kafka espacio teatral: El Kafka es el teatro del azul. Así lo dictan sus muros y su entrada. Tiene un pequeño patio para dejar las bicicletas y un banco para fumadores. En la recepción, la venta de entradas comparte rol con la venta de bebidas. 4 mesas, 16 sillas y unos cuantos carteles de obras anteriores se mezclan con la fila para entrar al espectáculo. Bar y antesala no se separan. Al costado, una sala de ensayo, dedicada a talleres y clases. El teatro está dirigido por una cooperativa y actualmente se encuentra en un proyecto de cooperación con el Teatro Payró. (teatro activo desde los años 50, que también ofrece cursos y talleres, y que se encuentra ubicado en San Martín 766, en el barrio de San Nicolás). Ubicación: Lambaré 866 (Almagro).

5- Teatro Timbre 4: Si se entra por la calle México se encuentra un pequeño patio con un enorme pizarrón. Es de uso libre y, en él, aparece escrita una frase de forma repetitiva y sin terminar. Dice: ‘mi sueño es…’. Dos tizas usadas a los costados invitan a completar la cita y a darle un sentido al arte. Destaca una de ellas: ‘Mi sueño es vivir de mis sueños’. Timbre 4 nació como compañía en el año 1999 y dio a luz en el 2001, en plena inestabilidad económica, con la necesidad de crear un espacio para investigar, entrenar y exponer. Es un gran referente del teatro independiente de la ciudad y que, además, ofrece reconocidos talleres de actuación y hasta capacitaciones para empresas. Sus fundadores la llaman una casa, que a su vez es una escuela, y que a su vez es un teatro. Ubicación: Boedo 640, Mexico 3554 (Boedo).

Entrada principal del Kafka, espacio teatral donde  predomina el azul, no solo por fuera. |Fotografía: Carmina Balaguer

Entrada principal del Kafka, espacio teatral donde
predomina el azul, no solo por fuera. |Fotografía: Carmina Balaguer

6- La Lunares : En La Lunares uno puede encontrar un piano, un ensayo, una tortilla y una fotografía de autor. Bajo el lema ‘teatro y más’, esta sala combina cartelera, talleres de formación, exposiciones y restaurante informal. Con una peculiaridad: la carta está hecha a base de tapas. Creado por dos actrices españolas radicadas en la capital porteña, el espacio se instaló en una antigua ‘casa chorizo’, vivienda típica de Buenos Aires con un patio lateral al que dan todas las habitaciones y que, a su vez, están conectadas entre sí. Hoy, el patio se llena de bicicletas y de lecturas informales. En verano, las puertas de la sala se abren al patio. Todo queda en casa. Ubicación: Humahuaca 4027 (Almagro)

7- El extranjero: Lo creó un grupo de realizadores teatrales bajo el lema ‘teatro en contemplación activa’. Dicen sentirse ‘extranjeros’, desplazados de un sistema de pertenencia marcado por el circuito teatral de la ciudad. ‘El extranjero’ apunta a posicionarse con propuestas propias y que expresen las problemáticas del existir. Ubicación: Valentín Gómez 3378 (Abasto).

8- Hasta Trilce Teatro : Sus producciones giran entorno a un fuerte espíritu filosófico. Toma de inspiración el poemario más destacado del peruano César Vallejo, ‘Trilce’, y se presenta como un espacio para la investigación. Tanto es así que la construcción de la sala acompaña este ideal. El lugar ha sido diseñado a medida para optimizar la percepción de las obras. Un amplio escenario, con estructura modular y desmontable, permite recrear lo que fueron los tres niveles del teatro isabelino en un espacio contemporáneo. Ubicación: Maza 177 (Almagro).

9- Espacio Callejón: Se creó en el año 1997 y, desde entonces, ha participado en todos los Festivales Internacionales de Buenos Aires (FIBA). Ubicación: Humahuaca 3759 (Abasto).

10- La Carpintería Teatro: Complementa su cartelera con talleres de dramaturgia, dramaturgia del actor y de producción teatral, entre otros. Ubicación: Jean Jaures 858 (Abasto).

11- El portón de Sánchez: Se inauguró en el año 2000, con la intención de generar nuevas búsquedas en el teatro, la danza y otras disciplinas artísticas. También ofrece talleres y cursos. Ubicación: Sánchez de Bustamante 1034 (Almagro).

La antesala del teatro Anfitrión ofrece un bar con  elementos kitsch y vintage. |Fotografía: Carmina Balaguer

La antesala del teatro Anfitrión ofrece un bar con
elementos kitsch y vintage. |Fotografía: Carmina Balaguer

Otros barrios de la ciudad:

12- Teatro del Pueblo: Se lo considera uno de los primeros teatros independientes de Argentina y de América Latina. Fue creado por el periodista Leónidas Barletta en el año 1930 con el fin de agrupar artistas bajo una ideología común: la crítica al teatro comercial y el propósito de entregar el arte a las masas. Fueron varios los dramaturgos, músicos y artistas plásticos que pasaron por el espacio. Entre todos, desarrollaron actividades a pie de calle para ofrecer el arte a la gente. El Teatro del Pueblo ocupó varios espacios hasta que en el año 1943 fue expulsado por parte del gobierno militar y se asentó en el sótano de Diagonal Norte 943. La muerte de Barletta en el año 1976 obligó a frenar la programación del teatro, convirtiéndolo en un centro de exposición plástica. Fue en 1987 cuando un grupo de creadores teatrales lo recuperó bajo el nombre de ‘Teatro de la Campaña’. Finalmente, en 1996, el espacio reabrió las puertas como Teatro del Pueblo. Ubicación: Av. Pres. Roque Sáenz Peña 943 (San Nicolás).

13- CETC – Centro de Experimentación: En el subsuelo del Colón ocurre todo lo que no se ve en platea. Como bien dice su nombre, esta pequeña sala es un lugar para la experimentación, donde el pequeño formato cuenta con otras infraestructuras y recursos que el resto de teatros independientes de la ciudad. Ser parte del Teatro Colón, uno de los mejores teatros de ópera y ballet de Buenos Aires, es un sello. Ubicación: Cerrito 628 (San Nicolás, Tribunales).

14- Liberarte Teatro – Bodega Cultural: Ubicado en la avenida Corrientes, una calle que nada envidia al Broadway neoyorkino o a la Gran Vía de Madrid, este teatro es un foco rebelde dentro de la oferta convencional. Liberarte se define como una bodega de cultura donde todo se cuece: recitales de música, stand ups, muestras, presentaciones de libros y obras teatrales. Ubicación: Av. Corrientes 1555 (San Nicolás).

15- El excéntrico de la 18: Fundado en 1986, es un espacio pionero en cuanto a combinar producción teatral y actividad pedagógica, ofreciendo talleres, cursos y seminarios. La sala ha sido invitada a participar en festivales nacionales e internacionales. Ubicación: Lerma 420 (Villa Crespo).

16- El Galpón de Catalinas: En el pintoresco barrio de La Boca ya hace 30 años que emergió el llamado ‘teatro comunitario’. Fue gracias al Grupo de Teatro Catalinas Sur. Desde entonces, empezaron a surgir varios grupos de teatro con un mismo anhelo: entregar un marco en el que todo individuo pudiera desarrollar sus capacidades creativas. Hoy son 40 los grupos que integran la Red Nacional de Teatro Comunitario, en distintos barrios de la ciudad de Buenos Aires y del país. Recuerdan a un movimiento que es equiparable al del teatro independiente actual, pero nacido en los años cincuenta. El Galpón de Catalinas no se define por ser alternativo sino por ser un teatro de barrio. Ubicación: Benito Pérez Galdós 93 (La Boca).

Para mayor información sobre la programación teatral de Buenos Aires, se puede acceder al sitio Alternativa Teatral. La web presenta las obras que se encuentran en cartelera, con sus horarios y costos, así como ofertas relacionadas con las artes escénicas. En este texto, no se citaron precios de los espectáculos ya que la inflación los cambiaría en cualquier momento, reflejo de la situación económica de la Argentina.

 

Categorías
Arte y Cultura

De Barcelona en Buenos Aires. Cubro América Latina como periodista especializada en viajes, en yoga para ESPN Yoga y en televisión para PromaxBDA. Vivo una misión: Contar el mundo y sus rostros, uniendo cuerpo y palabra.
Un comentario
  • El museo de los tres grandes de Edimburgo |Viaje con Escalas
    21 Enero 2016 at 2:12 pm
    Deja un comentario

    […] tuvieron presencia en Europa, Austria y Norteamérica, incluso sus historias se transformaron en teatro y […]

  • Deja un comentario

    *

    *