“El viernes 7 de junio me levanté como cualquier otro viernes. Desayuné y me puse a trabajar. Hacia las 11 recibí un mensaje a través de Facebook de una amiga a la que tuve el placer de conocer en mi viaje a Chile.  Me decía, nerviosa, que creía que habíamos ganado la vuelta al mundo de Trivago. Me puse a temblar y le dije que no podía ser, que igual la había ganado ella, que yo no había recibido ningún email.  Al actualizar mi bandeja de entrada ahí estaba: !Congratulations! You are a winner of the Trivago WorldTrip contest.

Así lo contó Carla Llamas en su blog La Maleta de Carla que mantiene desde el 2012 y en la que ha vaciado todo ese viaje al que justo regresó hace unas semanas. Se trata de una chica alegre, enérgica y periodista de viajes que como tal, siempre tiene una historia que contar o algo que preguntar. Nació en Barcelona pero esta joven ha recorrido más de una decena de países de Europa, América, Asia y África. Hace unos semanas  regresó de este viaje que le llegó porque le tocaba; dicen que cuando te toca aunque te quites y que cuando no, aunque te pongas. Carla Llamas participó en un concurso que como premio era una vuelta al mundo en 80 días por 10 países y si, ganó. Además compartió su viaje con su chico que fue el cómplice de esta aventura y que juntos pisaron Londres, Roma, Barcelona, Panamá, Las Vegas, Bangkok, Sri Lanka, Dubai, Sharm el Sheikh y Marrakesh.

Trivago

Le hicimos 10 preguntas a esta digna viajera, periodista y bloguera de viajes sobre esta experiencia y esto fue lo que nos contó.

  • ¿Cuánto tiempo tardaste en creerte que darías la vuelta al mundo en 80 días? Me lo dijeron un viernes y me proporcionaron un formulario para confirmar mi participación, pero no fue hasta ese lunes, cuando Trivago me contestó, que me di cuenta de que el premio era de verdad. Y bueno, aunque sabes que es de verdad, no te lo crees hasta que no te subes en el primer avión. De hecho, ahora que he vuelto, aun hay días en los que miro atrás y no me puedo creer haber podido disfrutar de esta experiencia.
  • ¿El destino natural que te recordó lo pequeña que eres en el mundo? Sin ninguna duda el Gran Cañón del Colorado. Ninguna foto o video le hace justicia, es impresionante, inmenso. Te hace sentir muy pequeñito. Me acuerdo perfectamente del momento en el que llegamos y ninguno de los dos esperábamos que aquello fuese tan increíble. Nos quedamos los dos con la boca abierta y la verdad es que lo disfrutamos muchísimo. Es una visita obligada para todos al menos una vez en la vida.
  • ¿Qué cultura te pareció la más cerca y cuál la más distinta a la tuya? Al empezar por países europeos, la cultura más similar a la nuestra es la italiana y la griega, aunque los americanos no se alejan tanto de nosotros. Aunque si que es verdad que ellos lo hacen todo mucho más a lo grande. Con griegos e italianos nos sentimos muy identificados, y no solo por la crisis. La gastronomía, la historia, la lengua, el mar Mediterráneo…nos unen muchas cosas.  La más distinta, seguramente Dubai. Sabíamos que era un país bastante estricto a la hora de vestir, pero no pensábamos que sería para tanto. Un día se me ocurrió ponerme un vestido un poco más corto de lo permitido, y me enfrenté a muchas miradas despectivas. Hay gente que se viste como quiere, pero por respeto -y por el frío que hace en los centros comerciales con el aire acondicionado-, casi todo el mundo va muy tapado.  Además Dubai es un lugar donde salir a la calle a tomar algo o a pasear no es posible del calor que hace. Eso sería impensable en Barcelona, por ejemplo, donde el “terraceo” es uno de nuestros mejores atractivos turísticos.
  • ¿Cuál fue el platillo que más te sorprendió por sabroso y cuál fue aquel que te generó un esfuerzo por probarlo? La verdad es que la comida tailandesa me sorprendió gratamente, aunque es un poco picante para mi gusto. Yo no soy ninguna sibarita de la gastronomía y me cuesta mucho probar platos nuevos, así que hice un gran esfuerzo por probar todo lo que no conocía. Lo peor que probé fue el sushi, que no me gustó nada, pero supongo que porque es algo muy muy nuevo para mi. Quizá si lo probara una segunda vez…quién sabe.
  • ¿A qué país regresarías y por qué? A Panamá y a Sri Lanka. Del primero no teníamos grandes expectativas y es un país que se está desarrollando muchísimo a nivel turístico.  Nos pareció un lugar muy interesante a nivel histórico y paisajistico, además de que los panameños -los menos tímidos, claro- son un encanto.  Sri Lanka nos enamoró desde el primer minuto. La sonrisa de los locales, lo amables que son, el paisaje, que es como si estuvieras constantemente en un parque natural, los animales, todo. De Sri Lanka no podemos decir nada malo. Ojalá podamos volver pronto, y ojalá no cambie mucho.
  • ¿Si volvieras a dar la vuelta al mundo por 10 países, cuáles serían estos destinos?  ¡Uf! Argentina, Alaska o San Francisco en EEUU, Japón, Mongolia, Camboya, Sri Lanka (repetiríamos sin duda), Egipto, Madagascar, Sudáfrica…y la lista podría continuar sin parar. Pero estos están los primeros en la lista, así que espero poder visitarlos pronto.
  • ¿Algún país que parecía más emocionante en fotos que en vivo y directo? La verdad es que no, todos nos han sorprendido mucho, porque por más que veas imágenes, siempre tienen rincones y sorpresas que no te esperas. Por ejemplo, en el Parque Lumpini de Bangkok, a pesar de que habíamos visto alguna fotografía antes, no esperábamos encontrarnos con una protesta contra el gobierno. Es lo especial de viajar, que aunque vayas diez veces al mismo sitio o lo veas antes en imágenes, siempre va a ser diferente y te va a hacer sentir diferente a otro viajero.
  • ¿Te acompañó algún libro durante tu viaje?  Al principio del viaje estuve leyendo Inferno, de Dan Brown, porque estoy especialmente unida a la ciudad de Florencia y me encanta Italia. Y hacia al final empecé con La casa de los espíritus de Isabel Allende. Ya lo había leído antes de mi viaje a Chile en 2011 y tenía ganas de releerlo.
  • Bloguera y viajera con agenda apretada, ¿cómo fue tu experiencia de contar un viaje al día a día? A nivel de redes sociales hice lo que pude porque a veces no tienes internet en todas partes, y cuando lo tienes estás tan cansado después de un día entero caminando una ciudad, que no puedes ni teclear. Intenté mantener las redes sociales a diario, y el blog lo limité a un post semanal porque eso lleva más trabajo.  Y ahora que he vuelto, es momento de recopilar toda la información, revisar todas las imágenes, y escribirlo todo para así contar mi experiencia y ayudar a otros viajeros.
  • Una reflexión viajera sobre ¿el viaje de tu vida? Sin duda el viaje de mi vida, hasta ahora. Un viaje que llegó cuando menos lo esperaba y cuando más lo necesitaba y que espero poder repetir por mis propios medios en un futuro. Este viaje me ha enseñado muchísimo a nivel personal y profesional, lo mejor que me podía pasar.

 

Compártelo:

Sobre el autor

Periodista en viajes de Tijuana en Barcelona. Es editora y creadora de contenidos.

Leave A Reply