Si eres de los que sólo viaja cuando tiene vacaciones, posiblemente estés dejando escapar la experiencia de los viajes de fin de semana. Nada como organizar tu tiempo, el destino más adecuado y dejar tu cotidianidad de lunes a viernes para tener un sábado y un domingo más interesante y emocionante que quedarte en el sofá. Ya tendrás tiempo de descansar, o bien, qué mejor forma que hacerlo fuera de tu entorno, desconéctate.

“Una vez al año ve a algún lugar en el que nunca hayas estado antes” decía Dalai Lama, pero nosotros te damos estos 10 consejos para que puedas hacerlo más de una vez.

  • Escoge un destino cercano a tu ciudad, investiga nuevos lugares y considera el tiempo de traslado para que puedas tener el máximo tiempo en ese rincón que te está esperando.
  • Ya tienes el destino, bien, ahora investiga los atractivos, las actividades, horarios de funcionamiento y prioriza qué quieres conocer, recuerda que sólo estarás algunos días, no te quieras comer el mundo, dale una buena mordida.
  • No dejes pendientes de trabajo que te obliguen a interrumpir esta escapada por atenderlos. Desconéctate, ¿qué puede pasar? Si te hace sentir más tranquilo, avisa que estarás desconectado.
  • Si la opción elegida implica traslado por carretera, procura que ésta sea atractiva en paisajes naturales, te ayudará a relajarte y así el trayecto formará parte de la experiencia, si alguno de esos paisajes te gusta, detente y disfrútalo, no hay prisa. No olvides revisar el agua, aceite y frenos de tu coche.
  • Si decides viajar por avión, asegúrate que la suma de horas que tomará todo el proceso de ida y vuelta, incluyendo el tiempo de espera en el aeropuerto, no sea demasiado y de pronto estés más cansado por moverte que por pasear.
  • Si viajas solo, aventúrate a conocer nuevas personas, ellas podrían recomendarte lugares que no habías contemplado originalmente; si viajas acompañado cerciórate que ellos estén de acuerdo con las actividades a realizar para lograr armonía y disfrutar al máximo la experiencia. Sobre aviso no hay engaños, dicen por ahí.
  • Si son varias las actividades en el destino, pero no te alcanza el tiempo, anótalas;  acabas de encontrar el pretexto perfecto para regresar en un segundo viaje, te irás con ganas de más.
  • Si vislumbras que tu año laboral no te permitirá que tomes unas vacaciones largas, estudia el calendario anual de días de asueto y planea con tiempo esos pequeños escapes de fines de semana y puentes. Por lo general, los vuelos comprados con antelación, son más económicos.
  • La idea de un viaje es conocer nuevos lugares, nuevas personas o disfrutar de la compañía, dale también vacaciones a tus amigos. Cuando regreses los reúnes y les cuestas en vivo y en directo tus experiencias, ya tendrás tiempo para compartir tu viaje en las redes sociales.
  • Descansa, respira, camina, que sea el sol y la luz tú único marcador del tiempo.

Si te organizas, podrás viajar más de lo que podrías imaginarte. A nadie le cae mal un fin de semana en la playa, aunque aún no sea verano, o una acampada en la montaña, hacer una ruta en bicicleta, comer algo diferente, visitar una nueva ciudad, es decir, una buena dosis de oxigenación. Entonces ¿Cuándo será tu próximo viaje?

 Por: Nina Pizá 

 

 

 

 

Compártelo:

Sobre el autor

Tijuanense, comunicóloga, periodista y viajera. Inquieta por descubrir el mundo para ver y conocer, cómo viven y piensan en el otro lado del planeta. La curiosidad y el miedo a la rutina, es la motivación que la impulsa a viajar y escribir.

Leave A Reply