Una de las mayores ciudades prehispánicas de Mesoamérica se encuentra en el Valle de México, una maravilla arqueológica que es uno de los sitios más visitados de este país, sin embargo, este lugar lleno de historia y energía milenaria no es accesible para todos los que quisieras visitarla porque no cuenta con las condiciones para que un turista en silla de ruedas pueda llegar, entrar y pasear.

Si quisieras conocer las pirámides de Teotihuacán en silla de ruedas no podrías ni tomar uno de los autobuses de la Central del Norte en la Ciudad de México porque carecen de un sistema que permita subir a una persona con esta discapacidad. Si llegas en coche a la zona arqueológica, tampoco podrías moverte pues el piso es de grava, no hay rampas ni camino destinado a las condiciones necesarias para que circule una silla de ruedas.

Este tipo de entornos representan una falta de accesibilidad para al menos el 9% de la población mundial y 12% si tenemos en cuenta a las personas de la tercera edad, es decir, cerca de 500 millones de viajeros potenciales en el mundo (ONU 2011). Si bien el camino es largo y prometedor, si se tiene la visión para ello, ya es posible encontrar guías de viajes, paquetes turísticos pensados para quienes viajan en silla de ruedas, de ahí el cada vez más común: Turismo Accesible.

Viajar en silla de ruedas, consejos:

  • Plataformas: Conoce a organismos que estén detrás del turismo accesible del destino al que deseas visitar, existen iniciativas como Predif, una Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física, declarada de utilidad pública, que representa y promueve acciones a favor de personas con discapacidades físicas.
  • Viajar en avión: desde julio de 2008, el Parlamento Europeo determinó que todos los aeropuertos contarán con un servicio de atención a los pasajeros con movilidad reducida, por lo que tienes derecho a una asistencia sin costo adicional que incluye la prioridad para transportar los elementos necesarios para moverse, contar con un asiento con más espacio para las piernas y ser los primeros en embarcar y los últimos en descender, ayudados siempre por un asistente de vuelo. 
  • Alojamiento accesible: para encontrar fácilmente dónde hospedarte existen varias webs, una de ellas Tecnum ofrece un catálogo de hoteles en España y Europa, Paradores y casas rurales adaptadas. La página informa también sobre los cruceros que están preparados para personas en sillas de ruedas.
  • Blogs de viajes en sillas de ruedas: ¿Crees que es difícil viajar en silla de ruedas? Siller@s Viajer@s, es un blog donde unas cuantas personas con discapacidad cuentan sus viajes y experiencias alrededor del mundo, pero no son los únicos, también está  el bloguero y viajero Miguel Nonay, toda una inspiración basada en su amor a la aventura y al gusto por conocer otros lugares, siempre bien acompañado y cómodamente sentado en mi silla de ruedas por el mundo.
  • Ciudades accesibles: Berlín obtuvo el premio Access Cities Award 2013 por su esfuerzo para conseguir “una ciudad para todos”.  Salzburgo, la tierra de Mozart, es otra ciudad que se presenta como accesible, con un sitio específico para unas vacaciones libres de barreras, con cantidad de atracciones, iglesias, espacios de eventos, hoteles y restaurantes accesibles para personas en silla de ruedas. Otro ejemplo es Avilés, en Austurias que es accesible incluso para subir a su famosa muralla. En este rango de accesibilidad se encuentran también Nantes en Francia, Estocolmo en Suecia, Cracovia en Polonia, Marburgo en Alemania, Santander y Tarrasa en España. 

 

Enlaces de interés

 

Compártelo:

Sobre el autor

Periodista en viajes de Tijuana en Barcelona. Es editora y creadora de contenidos.

Leave A Reply