Es probable que al pensar en viajar a México nos imaginemos en una de las playas de Tulum o en las ruinas mayas de Chiapas, más que en alguna ciudad del norte. Pero en el norte, la gastronomía, el clima, la historia, la naturaleza, el arte y la arquitectura, dibujan  un México distinto, que alimenta el gran abanico de colores que en realidad es el país: el norte, es otro México. Monterrey está considerada como una de las diez ciudades más felices del mundo, la ciudad con mejor calidad de vida de México, la séptima en América Latina, según el estudio de Mercer Human Resource Consulting de 2015, e incluso, a mí me da para decir que es la Cataluña de México, es la capital de la industria.

El Mirador Asta Bandera, también conocido como Mirador del Obispado, en la cima del Cerro del Obispado de Monterrey. |Fotografías: Turismo de Nuevo León

En colaboración con Expedia.mx: Qué ver en Monterrey 

Si quieres imaginar qué vas a ver en Monterrey, tienes que saber que vas a entrar en un mundo que vive entre la modernidad y la naturaleza, porque “La Sultana del Norte” desde sus orígenes ha sido una región planificada, y no improvisada como lo que es habitual entre las ciudades del norte. El Palacio de Nuestra Señora de Guadalupe, hoy Museo Regional El Obispado, es testimonio de la primera modernidad estilística en la región(1). Sus primeros pasos en la industria artesanal fueron los sombreros, los sarapes, velas, piloncillo, harina y mezcal. En 1882 los historiadores ya la calificaron de moderna, porque contaba con servicios de electricidad, telegrafía, telefonía, tranvía, y en 1888 disponía de un  sistema ferroviario que comunicaba con la capital del país y con otras ciudades.

Monterrey se inició con la industria textil; pero Monterrey también es ciudad metalúrgica, vidriera, cervecera… Y entre todo este desarrollo industrial, casi hasta con soberbia, Monterrey está rodeada de un entorno natural espectacular. ¡Es la ciudad de las montañas!

La ciudad de las montañas. |Fotografías: Turismo de Nuevo León.

Viajar a Monterrey, al norte de México

  • La ciudad de las montañas: Una montaña con cuatro picos, Antena, Norte, Sur y La Virgen, que se asemeja a una silla de montar a caballo, es el símbolo de la ciudad. El Cerro de la Silla es un tesoro para disfrutar y conectar con la naturaleza. Su ruta es de casi siete kilómetros de distancia para llegar a 1.805 metros de altura, con una vista que en vez de darte aire, te lo quita. Otro ejemplo natural es el Cerro de las Mitras, el Cerro del Topo Chico famoso por sus veneros y baños de aguas termales, el Cerro del Obispado y, a 45 minutos del área metropolitana de Monterrey, se encuentra una zona de fósiles, cuevas, estalactitas y estalagmitas. ¿Te estás imaginando en Monterrey?
  • Gastronomía del norte: Como en todo México, Monterrey es ciudad de tacos, pero aquí los tacos son de cabrito, carne de cabra cocida lentamente a las brasas con leña, y tacos de arrachera, ¡todo un manjar norteño! La carne es el elemento principal en la dieta de Nuevo León desde la prehistoria; para ejemplo, la carne seca o la machaca, mientras que la herencia española se huele con el famoso machito, preparado con las vísceras del cabrito y parecido al zarajo que se prepara en Castilla. Otro platillo típico es la pirata, una tortilla enorme rellena de carne al pastor. ¡Buen Provecho!
  • Parque Fundidora: El mejor ejemplo de la dualidad entre modernidad y naturaleza es el Parque Fundidora, uno de los más grandes del continente americano. Son 140 hectáreas para practicar deportes, asistir a actividades culturales, hacer negocios, asistir a espectáculos artísticos y rendir homenaje a la industria que puso a Nuevo León en el mapa económico del mundo, de hecho, aquí se crearon los primeros rieles de metal de toda América Latina. Las chimeneas que conserva lo convierten en Museo de Sitio de Arqueología Industrial, una combinación de naturaleza con construcciones modernas unidas por paseos peatonales.  
  • Mirador: De México a Argentina no existe un mirador más alto que el que se encuentra en la Torre Pabellón Monterrey. Además, la torre forma parte de todo un complejo empresarial que incluye un auditorio, un centro de convenciones, un centro comercial y un enorme hotel. Es un ícono en la ciudad porque se encuentra en la zona centro, en una de las principales calles de la ciudad, la Avenida Constitución.
  • Barrio Antiguo: Y también hay historia, incluso Monterrey conserva el Casco Viejo, una de las zonas más populares para los viajeros donde se puede caminar, acercarse al comercio local y a su gastronomía. Un barrio de casas antiguas en el corazón de la ciudad que se ubica detrás de la gran Catedral Metropolitana y que solía ser el corazón comercial y cultural de la ciudad desde la época del Virreinato. Una de las calles más populares es Mina, conocida como el Callejón Cultural o Corredor del Arte.

¿Te imaginabas así el norte de México?

Compártelo:

Sobre el autor

Tijuanense, comunicóloga, periodista y viajera. Inquieta por descubrir el mundo para ver y conocer, cómo viven y piensan en el otro lado del planeta. La curiosidad y el miedo a la rutina, es la motivación que la impulsa a viajar y escribir.

Leave A Reply