Arte y Cultura

El único museo dedicado al ámbar en América Latina está en Chiapas

El ámbar proviene de los árboles, de la resina que con el paso de los años, millones de años, se convierte en una piedra preciosa, la única de origen vegetal. Se puede encontrar en países europeos como España, Francia, Lituania, Polonia, Alemania, Letonia y Rusia, y en América Latina en República Dominicana, Nicaragua, Colombia y México. El ámbar de México está en Chiapas y el único museo dedicado a este fósil en el territorio latinoamericano se encuentra en la ciudad de San Cristóbal de las Casas.

El Museo del Ámbar está en la calle Diego de Mazariegos. Es un espacio dedicado a exponer el ámbar de la región, considerado el de mayor dureza en el mundo, reconocido y prestigiado por su trabajo de tallado y escultura y, altamente valorado por ofrecer la mayor variedad de colores: amarillo, naranja, rojo, blanco, café, verde azuloso y negro. Piezas talladas, joyas y objetos de gran valor artesanal conforman las 350 piezas que se exponen en este museo. Un acercamiento a lo que también integra la cultura chiapaneca.

El museo ofrece un recorrido por  la historia del ámbar pero al mismo tiempo, por una etapa de la historia del hombre. El ámbar desde la antigüedad se ha utilizado como ofrenda ceremonial, protección o amuleto, con fines medicinales y como materia prima para elaborar joyería y objetos de arte. Una pieza que por si misma, representa una joya para el estudio, como fósil que es capaz de revelar huellas de un pasado que se mide en millones de años, cientos de décadas.

El águila nacional de ámbar en el Museo Ámbar de Chiapas |Foto: Arlene Bayliss

El águila nacional de ámbar en el Museo Ámbar de Chiapas |Foto: Arlene Bayliss

El ámbar se extraje de distintas zonas de Chiapas, una de ellas es la de Simojovel, con una antigüedad de 25 millones de años de donde se extraen alrededor de 292 kilos por mes, que equivalen al 90 por ciento de la extracción del producto en el país. El ámbar, también tiene presencia en otros municipios como Huitiupán, Totolapa, El Bosque, Pueblo Nuevo Solistahuacán, Pantelhó y San Andrés Durazanal.

Como un valor agregado, las instalaciones del museo son las del antiguo Convento de la Merced de Ciudad Real, hoy San Cristóbal de la Casas, que fue el primer establecimiento de los mercedarios en América. Al paso de los años y  décadas, el convento ha pasado también a ser Cuartel Militar, Cárcel Municipal y desde 1996 al integrarse al Patronato Pro Reconstrucción del Ex Convento de La Merced, A.C. se rescata para el edificio en museo y abrir sus puertas en el año 2000 como Museo del Ámbar.

 

 

Categorías
Arte y Cultura

¡Ahorita Vengo! Eso dijo en su casa y no ha vuelto. De Tijuana en Barcelona, comunicóloga con un máster en periodismo de viajes.

Deja un comentario

*

*