Mientras andaba, el olor del comino me desconcertaba, entre carruajes de caballos, hombres tocando la flauta frente a una serpiente, sanadores, mujeres que dibujan con gena en manos de turistas, hombres haciendo jugos de naranja, zocos, músicos, danzantes, terrazas de restaurantes; motos, bicicletas, burros, ruido y una multitud que atolondra. Estaba en la Plaza Marrakech.

Juan Goytisolo en un discurso leyó: “El espectáculo del Jamaa el Fna, la Plaza Marrakech, se repite todos los días y cada día es diferente. Todo cambia – voces, sonidos, gestos, el público que ve, escucha, huele, sabe, toca. La tradición oral está enmarcada por uno mucho más amplio – que podemos llamar intangible. La plaza, como espacio físico, alberga una rica tradición oral e inmaterial”. 

Comprobé lo que este hombre dijo, la plaza y el espacio es cambiante, activo. Dan ganas de sentarse a mirar el movimiento. Es un terreno plano, cerrado a la circulación vehicular y sólo en algunas horas del día, se puede observar su dimensión. Es la concentración de la cultura marroquí y lo que ello conlleva en historia, tradiciones, costumbres y atractivos turísticos. Es el punto de referencia de la urbe, que de Marruecos, es la cuna de todo aquel que viene de fuera. 

Aquel día, mientras paseando, rodeada de todo ese movimiento, empiezo a escuchar un sonido que, primero me pareció ruido, luego entendí que el sonido era pésimo pero que en realidad se trataba de un canto. Resultó ser el llamado a la oración, “Adhan”.  El canto para convocar a los fieles a la oración obligatoria, a la salat que se lleva a cabo cinco veces al día. 

El canto de Adhan se realiza  tradicionalmente desde el minarete que, en la sociedad actual, cuenta con grandes bocinas para ser escuchadas en grandes espacio y con ello convocar a los musulmanes.  El Adhan recita el Takbir (Dios es grande), seguido de la Shahada (No hay más dios que Alá, Mahoma es el mensajero de Alá).

¿Quieren escuchar este llamado?

 

 

Compártelo:

Sobre el autor

Periodista en viajes de Tijuana en Barcelona. Es editora y creadora de contenidos.

Leave A Reply