Arte y Cultura

Las 7 maravillas del mundo antiguo

“He posado mis ojos sobre la muralla de la dulce Babilonia, que es una calzada para carruajes, y la estatua de Zeus de los alfeos, y los jardines colgantes, y el Coloso del Sol, y la enorme obra de las altas Pirámides, y la vasta tumba de Mausolo; pero cuando vi la casa de Artemisa, allí encaramada en las nubes, esos otros mármoles perdieron su brillo, y dije: aparte de desde el Olimpo, el Sol nunca pareció jamás tan grande”.

Un poema de Antípatro de Sidón, uno de los muchos escritores que incluyeron los monumentos del mundo clásico en sus obras, en particular lo que se consideró la síntesis de la belleza: las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Un conjunto de monumentos y edificaciones que representan un periodo de transición entre el declive de la época clásica griega y el ascenso del poder romano que se define como una fusión cultural que dio como resultado la cultura clásica.  ¿Las recordamos? Al menos para intentar imaginar el mundo que existió muchos antes de que existiera este, en el que vivimos.

  • Pirámides de Gizeh: La única en pie. La más antigua. Las Pirámides en Egipto, majestuosas obras de Keops. Según Herodoto, en la pirámide trabajaron sin descanso cien mil hombres en turnos de tres meses durante veinte años. Llegó a ser la construcción más elevada hasta la aparición de la Torre Eifel en 1889.  Hoy en día, las pirámides no sólo son producto de hartos estudios e investigaciones, son una huella única que forma parte de la historia de la humanidad.
  • Jardines Colgantes de Babilonia: Construidos para animar a la esposa del rey nabucodonosor, que echaba de menos su origen montañés por el guerrero y conquistador, El rey Nabucodonosor II.  Jardines en forma de colina, exuberantes árboles y flores.  Terrazas escalonadas visibles para todo aquel que se acercara a la ciudad, con grandes copas de árboles que rebasaban la muralla.
  •  Templo de Artemisa: Dedicado a la diosa Artemisa o Diana para los Romanos en la ciudad de Éfeso, hoy Turquía. 120 años fueron requeridos para su construcción con un final trágico tras un  incendio que lo destruyó. Artemisa, hermana de Apolo, era la diosa griega de la Luna, la naturaleza y la fertilidad.
  • Estatua de Zeus en Olimpia: La escultura estaba cincelada sobre marfil y recubierta de oro. Una obra del famoso escutor de la antogua Grecia, Fidias que dedicó un año al trabajo de la estatua que medía aproximadamente doce metros de alto. Zeus fue sentado sobre un majestuoso trono hecho de madera de cedro embutida con marfil, oro, ébano y piedras preciosas. Sobre la mano derecha de Zeus, una estatua de Niké, la diosa griega de la victoria, y sobre su mano izquierda se encontraba un cetro brillante con un águila en la punta. Cuando se transportaba a Constantinopla, hoy Estambul, fue destruida por un incendio.
  • El Sepulcro de Mausolo (Mausoleo) en Halicarnaso: Situado en la ciudad de Halicarnaso, hoy Turquía, se trataba de una tumba monumental de mármol blanco construida en honor a Mausolo, rey de Caria. Un proyecto de su hermana y esposa Artemisa.  Una tumba con  117 columnas jónicas en dos hileras sosteniendo el techo en forma de pirámide escalonada, y sobre este último la estatua de una cuadriga con las esfinges del rey y la reina, con una altura de unos 50 m de altura. Un terremoto lo convirtió en historia.
  •  Faro de Alejandría: El rey Ptolomeo decide construir una gran torre para que sea vista desde la lejanía y sirva para guiar a los barcos que acudían a Alejandría, hoy Egipto, así que nace la isla de Faros, según la leyenda variación de la “Isla de los Faraones”.  Una torre de 117 metros que en su cima, estaba equipada con espejos metálicos para señalar su posición reflejando la luz del sol; y por las noches, a falta de luz, se encendía una hoguera. Después de mil seiscientos años fue víctima de un terremoto.
  •  Coloso de Rodas: En la isla de Rodas. Colosal estatua para celebrar el triunfo. Con un armazón de hierro y forrada con placas de bronce, la estatua, cuando se terminó, midió  32 metros de altura y 70 toneladas de peso. Nuevamente, un terremoto derriba el Coloso.

Pero no hemos acabado. No son las únicas, después llegaron las 7 maravillas del mundo moderno. ¿Sabes cuáles son?

 

 

 

Categorías
Arte y Cultura

¡Ahorita Vengo! Eso dijo en su casa y no ha vuelto. De Tijuana en Barcelona, comunicóloga con un máster en periodismo de viajes.

Deja un comentario

*

*