Mapas

Las secuoyas gigantes de California

Un viaje al encuentro del ser vivo más antiguo del planeta

En el mapa de California se puede ver una gran zona verde desde la frontera con Oregón y Nevada hasta el sur del estado. Hace miles de años se formó con el doble de tamaño; pero han sido cientos de años de arrasar y consumir los bosques de California: la gran búsqueda de oro del siglo XIX, la reconstrucción de San Francisco después del terremoto y el incendio de 1906. En 1968, casi el 90% de los bosques originales de secuoyas en California había desaparecido. Árboles legendarios e históricos han caído por las consecuencias del cambio climático. Aún así, la zona más verde sobrevive con supremacía. Los árboles más viejos, más altos y más rojos del mundo están dentro de ese espacio verde que se puede ver en el mapa de California. 

“Estoy emocionada”, dice Liss mientras conduce el coche. Habíamos salido de Bakersfield y nos dirigimos a Sequoia National Forest,  visitaremos Kings Canyon National Park y llegaremos al mítico Yosemite National Park. Miré a Liss y le dije que yo también estaba emocionada. No entiendo por qué no habíamos hecho antes este viaje si vivimos del otro lado de la frontera sur. Crecimos siendo vecinas de la California. De todos los viajes por California, éste era el primero en el que nos calzábamos botas de montaña. 

La avenida de los gigantes de California, las secuoyas.

El viaje a los árboles gigantes de California

Sabes que estás en el bosque cuando el ambiente árido de la ciudad  se transforma en aire fresco. El paisaje se vuelve frondoso. Las curvas se intensifican y emocionan, te mantienen alerta y alimentan la ansiedad y la imaginación por conocer a los árboles más altos del mundo. Las secuoyas de California están en un camino que sube a más de 2.500 metros de altura por unos 45 kilómetros, hasta la cima de los picos de la Sierra Nevada. 

Hace más de diez millones de años, la Sierra Nevada empezó a moverse, cambió su elevación y su inclinación y empezaron a formarse laderas. La inclinación de los ríos y los arroyos también cambiaron y nacieron cañones. Millones de años después, la nieve y el hielo se acumuló y se formaron glaciares que con el paso del tiempo esculpieron el valle de Yosemite. Las rocas gigantes son resultado del metamorfismo de rocas volcánicas y sedimentos. Las cataratas son las más altas de América del Norte y las terceras del mundo.   

En el parque nacional de las secuoyas, viven árboles importantes, no son sólo árboles viejos y altos. El General Sherman es el árbol más grande del mundo, un gigante sobre la tierra que mide más de cien metros de diámetro y se eleva a más de ochenta metros de altura.Y sigue en crecimiento desde hace unos dos mil años. Si el árbol General Grant fuera trasplantado en la mitad de una autopista, su circunferencia bloquearía más de tres carriles. Es posible que sea el mayor representante de las secuoyas gigantes y son los segundos árboles vivos más antiguos del mundo. 

Pero no es el único, The bachelor & the three graces son cuatro secuoyas que han crecido tan juntas que casi se tocan en la base. Grizzly gigante, tiene al menos 1.800 años, Hyperión es el árbol, y ser viviente, más alto del planeta, de más de 115 metros de altura y está en el parque nacional Redwood, al norte de San Francisco.  Las secuoyas viven y sobreviven en comunidad. Ser tan grandes y fuertes no las hace independientes; al contrario,su fuerza radica en la unión. Juntas se protegen de las inclemencias del clima, de los vientos helados y de las nevadas.   

Cuando bajé del coche y vi el enorme tallo rojizo de una secuoya, aceleré el paso y seguí las instrucciones de Mario Benedetti para sentirme árbol: 

  1. Que la ciudad se encuentre lejos, muy lejos.
  2. Hay que apoyarse en el tronco y oír a través del aire que admite ruidos muertos cómo en Millán y Reyes galopan los tranvías.
  3. Mirar hacia arriba y ver cómo las nubes se disputan las copas y ver cómo los nidos se disputan los pájaros.

Las vistas del valle de Yosemite.

Los paisajes en Kings Canyon hacen que la conexión con la secuoyas sea aún más fuerte. Desde la cima, la ruta 180 cae unos mil metros dentro del cañón a través de una serie de caminos zigzagueantes con vistas espectaculares. Las paredes del cañón se levantan por ambos lados con arrecifes de granito puro y cascadas. ¿Cuáles serían las instrucciones de Mario Benedetti para sentir(me) cañón? ¿Cómo abrazas una geografía cuando parece que ella te abraza a ti? 

Un viaje entre las secuoyas es tomar aire, es disfrutar de una puesta de sol desde el Glacier Point. Es sentir Yosemite como paisaje; pero también, como una zona arqueológica con yacimientos de antiguos poblados de nativos americanos. El viaje entre las secuoyas es una viaje utópico, apenas es posible visitar el diez por ciento de los bosques. Pero, “¡Esto es otro mundo!”, me dijo Liss muchas veces durante el viaje. Y sí, tenía razón, era el mundo de unos gigantes que llevan más años en la tierra que nosotras, que nos sobrevivirán, y que nos dan una lección de tiempo.

 

Esta historia es el capítulo IV de un viaje por Estados Unidos que iremos contando poco a poco:

Categorías
Mapas

¡Ahorita Vengo! Eso dijo en su casa y no ha vuelto. De Tijuana en Barcelona, comunicóloga con un máster en periodismo de viajes.

Deja un comentario

*

*