La vuelta al mundo sin salir de casa con Julio Verne
Libros y reseñas

La vuelta al mundo sin salir de casa, un viaje virtual con Julio Verne

¿Qué tienen en común Viajes extraordinarios, Cinco semanas en globo, Veinte mil leguas de viaje submarino o Viaje al centro de la Tierra? Sí, ¡esto va de viajar!, pero también su autor. Todas estas obras han sido escritas por ¡Julio Verne! Aquel que un día dijo “La tierra no necesita nuevos continentes, sino hombres nuevos”. 

Julio Verne (1828-1905) fue un escritor, poeta y dramaturgo francés, conocido por ser uno de los precursores del género de ciencia ficción y de las novelas de aventuras. ¡Qué aventuras! En sus relatos fantásticos habló de la televisión, los helicópteros, los submarinos o las naves espaciales cuando todavía faltaba un siglo para que se inventaran.

De su colaboración con el editor Pierre-Jules Hetzel, surgió una de las obras más leídas e interpretadas de todos los tiempos: La vuelta al mundo en 80 días, publicada por entregas en el diario francés Le Temps desde el 7 de noviembre y hasta el 22 de diciembre de 1872.

Es la travesía y las aventuras del caballero británico Phileas Fogg y su mayordomo Jean Passepartout alrededor de los cinco continentes, tras aceptar una apuesta de sus colegas para demostrar que se puede dar la vuelta al mundo en 80 días. 

En este viaje, los protagonistas tendrán que lidiar no sólo con los retrasos de los medios de transportes disponibles en aquella época, sino también con la persecución constante del detective Fix, que cree que Fogg, antes de partir, robó 55.000 libras del Banco de Inglaterra.

En 2020, a 148 años de la publicación de “La vuelta al Mundo en 80 días” es posible seguir la ruta de Julio Verne y dar la vuelta al mundo sin salir de casa.

La vuelta al mundo de Julio Verne sin salir de casa 

La vuelta al mundo de Julio Verne sin salir de casa. |Viaje con Escalas
La vuelta al mundo en 80 días, publicada por entregas en el diario francés Le Temps desde el 7 de noviembre y hasta el 22 de diciembre de 1872. |Foto Stanislav Kondratiev

“La Tierra es más pequeña, puesto que puede ser recorrida diez veces más rápido que hace cien años”. Esto lo dijo Julio Verne en 1872. Y hoy se puede hacer sin maleta y sin salir de casa. ¡Catorce paradas! Un viaje largo, sin prisas pero sobre todo, un viaje abierto a la aventura. 

Capítulo IV

-¿El señor va a viajar?- preguntó.

-Sí- respondió Phileas Fogg-. Vamos a dar la vuelta al mundo.

Picaporte, con los ojos excesivamente abiertos, los párpados y las cejas en alto, los brazos caídos, el cuerpo abatido, ofrecía entonces todos los síntomas del asombro llevado hasta el estupor.

-¡La vuelta al mundo! -dijo entre dientes.

-En ochenta días- respondió mister Fogg-. No tenemos un momento que perder.

-¿Y el equipaje? -dijo Picaporte, moviendo, sin saber lo que hacía, su cabeza de derecha a izquierda y viceversa.

-No hay equipaje.

La vuelta al mundo sin salir de casa: Londres | Viaje con Escalas
Londres, la primera parada de la vuelta al mundo de Julio Verne. |Foto: Burst
  • Londres (Reino Unido)

La odisea de Phileas Fogg comienza en Londres. Y nuestra vuelta al mundo sin salir de casa también. En esta ciudad, es posible visitar virtualmente los pasillos del Museo Británico y observar algunas de las miles de piezas y objetos que aquí se resguardan y protegen. Como el ajedrez Lewis, o las momias gatunas del Antiguo Egipto, entre muchas otras piezas. 

También el museo Tate Britain abre sus puertas con sus colecciones de arte británico desde el año 1500. Y la National Gallery, con una vista panorámica de 360 grados de arte europeo. 

  • París (Francia)

La siguiente escala es en el popular Museo del Louvre, para conocer el arte de Tintoretto, Rembrandt y Delacroix, y hasta las Antigüedades egipcias. ¡Puedes tomarte el tiempo que desees!  

El Museo de Orsay recopila y sube a la nube obras impresionistas y postimpresionistas. El Museo de Arte Moderno de París (MAM París) hace lo propio con arte moderno y contemporáneo de los siglos XX y XXI. Y no podemos olvidar que estamos en París, y con EarthCam, el momento cumbre de esta parada debe ser en la mismísima Torre Eiffel. ¡Oh, París,

Capítulo VII

Llegada por Monte Cenis a Turín, el viernes 4 de octubre a las seis y treinta y cinco minutos de la mañana.

La vuelta al mundo sin salir de casa: Turín
Turín, Italia, en la ruta de Julio Verne. |Foto: Antonio Filigno
  • Turín (Italia)

La ventaja de la vuelta al mundo sin salir de casa es que no tienes que madrugar tras salir de París, como Phileas y su ayudante Passpartout cuando pusieron rumbo a Turín. Desde el sofá puedes llegar a Turín visitar el Museo Nacional del Automóvil o el Museo Egipcio. Y más tarde también en Italia, parar en …

  • Brindisi

Fogg podría envidiarnos al saber que la parada en Brindisi es un recorrido virtual por el paseo marítimo, el paseo principal de la ciudad que se extiende desde el Monumento a Virgilio hasta Via Dorotea. Con Google Street View podrás tener unas buenas vistas de los puertos comerciales, el puerto y el Monumento a los Marineros Italianos. ¡A tu ritmo! 

  • Suez (Egipto)

El primer país de Oriente Próximo en el que puso un pie Fogg y su fiel acompañante, antes de partir hacia la India, fue Egipto, concretamente en Suez. Donde puedes recorrer las pirámides egipcias. Una visita al interior y al exterior de una de las 7 Maravillas del Mundo. ¡Esto sí que es imprescindible! 

Capítulo VII

-¿Sois Phileas Fogg, “esquíre”?

-Sí, señor- respondió el gentleman.

-¿Y ese hombre es vuestro criado?

-Sí. Un francés llamado Picaporte.

-¿Venís de Londres?

-Sí.

-¿Y vais adónde?

-A Bombay. 

  • Bombay (actual Mumbai, India)

¿Entrada al National Gallery of Modern Art de Mumbai? Viajar, aprender e imaginar entre exhibiciones y colecciones virtuales del museo de arte moderno más notable de la India. Con obras de los pintores indios Raja Ravi Varma, MF Husain y Tyeb Mehta.

  • Allahabad (India)

Tras salir de Mumbai, Phileas Fogg se dirigió a la ciudad de Allahabad. Y allí está Allahabad Museum con un tour virtual por las exhibiciones y galerías más importantes del museo. Sobre Gandhi, las mujeres en el arte indio, el dios Shiva, entre otros.

La vuelta al mundo sin salir de casa con Julio Verne -  India | Viaje con Escalas
La ruta de Julio Verne sin salir de casa incluye aprender de arte budista. |Foto: Renata Angerami

Capítulo XVIII

(…) las costumbres, las divisiones etnográficas de la península, tienden a modificarse diariamente. Antes se viajaba por todos los antiguos medios de transporte, a pie, a caballo, en carro, en carretilla, en litera, a cuestas de otro, etc. Ahora unos barcos de vapor recorren a gran velocidad el Indus y el Ganges, y un ferrocarril, que atraviesa la India en toda su anchura ramificándose en su trayecto, pone a Bombay a tres días tan sólo de Calcuta. 

  • Calcuta (India)

Sin tiempos de traslado como los protagonistas de la novela de Verne, llegamos a Calcula y las puertas abiertas son en The Indian Museum, que exhibe una interesante colección online con una muestra de obras maestras, así como objetos que ilustran la historia del Buda y el arte budista de diferentes partes de la India.

También es posible visitar el interior del Victoria Memorial Hall o Monumento en Memoria de la Reina Victoria, uno de los baluartes culturales más importantes de la India, dedicado a la pintura. Y eso no es todo, también tienes acceso a la exposición virtual de las pinturas de Abanindranath Tagore (1871-1951), considerado el padre del arte indio moderno.

Capítulo XIX

Con poca diferencia, aquello era todavía muy parecido a Bombay, Calcuta o Singapore. Hay como un rastro de ciudades inglesas así alrededor del mundo. 

  • Hong Kong y Shanghái (China)

Las ciudades chinas que atravesaron nuestros protagonistas para dar la vuelta al mundo en 80 días fueron Hong Kong y Shanghái. En esta última, el Museo de Historia Natural de Shanghái, uno de los más grandes del país, ofrece recorrer el museo de forma virtual. Incluye una exhibición en la que se pueden observar miles de muestras de especímenes animales, de la Edad de Piedra, plantas y minerales. 

  • Yokohama (Japón)

Tras abandonar la ciudad más grande de China, Fogg llegó en barco de vapor a Yokohama. El Tokyo Fuji Art Museum permite realizar un recorrido online por el interior de este museo que comprende una colección de más del arte y la cultura de Japón, Asia y Europa.  Al menos estarás más cerca de imaginar las aventuras de Fogg. 

La vuelta al mundo en 80 días sin salir de casa con Julio Verne
San Francisco fue la primera ciudad estadounidense que nuestros aventureros pisaron en La vuelta al mundo en 80 Días. |Foto: Juan Salamanca

Capítulo XXVI

“Ocean to Ocean” (de Océano a Océano)- así dicen los americanos- y esas tres palabras debían ser la denominación general de la gran línea que atraviesa los Estados Unidos de América en su mayor anchura. Pero, en realidad, el “Pacific Railroad” se divide en dos partes distintas: “Central Pacific”, entre San Francisco y Odgen, y “Union Pacific”, entre Odgen y Omaha. Allí enlazan cinco líneas diferentes, que ponen a Omaha en comunicación frecuente con Nueva York.

Nueva York y San Francisco están, por consiguiente, unidas por una cinta no interrumpida de metal, que no mide menos de tres mil setecientas ochenta y seis millas. Entre Omaha y el Pacífico, el ferrocarril cruza una región frecuentada todavía por los indios y las fieras, vasta extensión de territorio que los mormones comenzaron a colonizar en 1845, después de haber sido expulsados de Illinois.

Anteriormente se empleaban, en las circunstancias más favorables, seis meses para ir de Nueva York a San Francisco. Ahora se hace el viaje en siete días.

  • San Francisco (Estados Unidos)

Esta fue la primera ciudad estadounidense que nuestros aventureros pisaron. A través de Google Arts & Culture podrás dar un paseo virtual por los mejores museos y exposiciones online de San Francisco: la Sociedad Histórica de California, la Academia de Ciencias de California, el Museo Judío Contemporáneo, el Museo de Oakland de California, el museo de Bellas Artes De Young, el Museo Mexicano y el Museo Legión de Honor, así como explorar la historia y belleza natural de la Isla de Alcatraz.

¡Menos mal que estás viajando desde casa! Sin prisas.

  • Nueva York (Estados Unidos)

Fogg y Passpartout dejaron atrás San Francisco para poner rumbo a Nueva York. Aquí, sus museos y galerías de arte no descansan de sus visitantes: permanecen abiertos al público, eso sí, virtualmente hablando. Gracias a la función Street View de Google, puedes recorrer la escalera de caracol del Museo Guggenheim de Nueva York sin salir de casa o pasear a través de este tour virtual por el MOMA, el Museo de Arte Moderno.

Además, estos 6 videos inmersivos son capaces de trasladarte al corazón del Metropolitan, el Met, y asombrarte con los restos de los claustros románicos procedentes de Cataluña, Francia y Occitania que aquí se encuentran.

Finalmente, puedes sentirte un poco más neoyorquino gracias a esta webcam de uno de los lugares más visitados, fotografiados y cinematográficos de la Gran Manzana: Times Square.

  • Queenstown (actual Cobh, Irlanda)

Es la ciudad en la que atraca el barco que tomó Fogg desde Nueva York. Uno de los puertos naturales más grandes del mundo donde es posible viajar a través de la galería fotográfica que expone The Cobh Heritage Centre. La historia de la emigración irlandesa, aprender más sobre el desafortunado Titanic y el Lusitania, o sumergirse en la historia naval y militar de Cobh, nos harán conocer este punto del gran viaje fantástico de Julio Verne. 

Capítulo XXXIII

Queenstown es un puerto de la costa irlandesa, en el cual los trasatlánticos de los Estados Unidos dejan pasar la valija del correo. Las cartas se llevan a Dublín por un expreso siempre dispuesto, y de Dublín llegan a Liverpool por vapores de gran velocidad, adelantando doce horas a los rápidos buques de las compañías marítimas.

Phileas Fogg pretendía ganar también las doce horas que sacaba de ventaja al correo de América. En lugar de llegar al día siguiente por la tarde, con la “Enriqueta~’, a Liverpool, llegaría a mediodía, y le quedaría tiempo para estar en Londres a los ocho y cuarenta y cinco minutos de la tarde.

Liverpool (Reino Unido)

A las doce menos veinte, el 21 de diciembre, Phileas Fogg desembarcó en el muelle de Liverpool. Aquí es posible visitar el Museo de arte moderno y contemporáneo británico e internacional (Tate Liverpool), uno de los recintos de arte moderno más visitados del país. Las colecciones se exponen en Instagram  y se cuentan en el podcastEl Arte de…” una serie de historias humanas detrás del arte en la colección de Tate Liverpool. 

La noticia llegó justo con la llegada de Fogg al puerto, el verdadero ladrón del barco había sido detenido. En el puerto, el aventurero fue recibido por los cinco amigos que formaron parte de la apuesta y que miraban ansiosos el reloj, que a tres minutos de que se rompiera el plazo de llegada…

¡Apostamos que darás la vuelta al mundo sin salir de casa, siguiendo la ruta virtual de Julio Verne durante esta cuarentena! Al menos para saber si animarte a leer esta novela y descubrir si Fogg ganó la apuesta. 

Categorías
Libros y reseñas

¡Ahorita Vengo! Eso dijo en su casa y no ha vuelto. De Tijuana en Barcelona.

Deja un comentario