“Las personas con las que compartimos breves momentos durante nuestros viajes, son la materia prima de nuestras fotografías y la fotografía es el camino a través del que intentamos expresar y compartir esos momentos”.

Es la filosofía de Ruth y Artur, dos viajeros y periodistas inquietos por los rostros, por la variedad de sonrisas, por los viajes. Buscan las miradas de otras culturas para captarlas y resaltarlas. Caminar por terrenos que no conocen para sentirlos y conectar con la gente, con la ciudad. Son viajeros de a pie que siempre, como una extensión de su cuerpo, se acompañan de una cámara fotográfica. Sin embargo, se toman el tiempo para presionar el obturador.

Viven en Barcelona, viven viajando, narrando con fotografías historias vivenciales, de intercambios, de empatías. Toman rutas abiertas, lejanas y distintas y las compartes en un viaje fotográfico. Así conforman Artisal Travel Photography, el medio de expresión visual, con la idea una imagen que transmita interés frente al otro, conexión entre dos seres humanos desconocidos. Sus canales son el retrato y la espontaneidad.

Ruth Estelles, es antropóloga social  y cultural por la Universidad de Barcelona, tiene en su historial cuatro libros de fotografía sobre India, Nicaragua, Bolivia y Guatemala. Para ella “En el periodismo de viajes, las fotografías van más allá de las postales,  es lo que vez y lo que sientes, y claro, todo el mundo puede aprender y si, todo mundo puede ser fotógrafo, pero no todo mundo puede vivir de la fotografía, y en esta caso no es la excepción, tiene un sentido cada presionar el obturador”.

Ella estudió antropología porque quería conocer las cosas que se tienen en común con otras personas , y dejar abiertos los caminos a otras disciplinas para seguir aprendiendo. La curiosidad es lo que la llevó a viajar y viajar y así a la fotografía, como una excusa perfecta para mantener en forma la curiosidad y ejercitar las ganas de seguir aprendiendo.

Artisal |Arlene Bayliss

Ruth y Artur en su casa. |Fotografía: Arlene Bayliss

Artur Isal, por su parte, desde hace diez años decidió tomar el camino de la fotografía como su profesión y su estilo de vida. Hoy en día es miembro del Consejo Directivo de la Unión de Profesionales de la Fotografía en Cataluña,  y  para él,  “el fotógrafo ha vivido etapas en las que se pensó podría desaparecer por su accesibilidad y la entrada a nuevas tecnologías, pero la técnica y el equipo no lo son todo, hoy lo importante, en la fotografía de viajes es la calidad humana, la historia, el acercamiento”.

La fotografía es su medio para expresar la realidad que le rodea más que como un fin en sí mismo, como herramienta con la que cree que se comunica mejor con los demás y así compartir la experiencia con amigos, alumnos y compañeros de viaje. Buscando y creando su propio lenguaje visual.

El viaje como un acercamiento al respeto de las miradas, a las distancias, a comprender la experiencia humana, el intercambio de palabras, gestos o sonrisas frente a un rostro no visto antes. Estos viajeros buscan ejercer en Artisal un turismo responsable, uno que llaman “no contaminante”, en donde nada tienen que ver las dificultados técnicas, no impiden hacer buenas fotografías, sino las limitaciones a nivel emocional y comunicativo.

Buscan conectar con la gente que nace de los viajes, de las ciudades que visitan, como lo han hecho en la India, los Estados Unidos, Guatemala, México, África, Cuba, Francia, Islandia, Marruecos, la lista sigue, lo importante es profundizar en las miradas y lograr captar los rostros de forma más genuina, así regresar no sólo con fotografías, sino con experiencias, con aprendizaje.

Ruth y Artur,  son dos españoles que respetan y ejercen la fotografía como un medio de expresión, pero también como un medio de acercamiento social.


Fotografía de portada: Artisal

 

Compártelo:

Sobre el autor

Periodista en viajes de Tijuana en Barcelona. Es editora y creadora de contenidos.

Leave A Reply