Son cerca de tres kilómetros y medio de calle peatonal. Un camino que lo integran cerca de cinco calles y varias plazas. A la derecha, caminos y algunos callejones que suben hacia el castillo, angostos, más angostos que la calle y uno que otro un tanto misteriosos, con poca luz y nula circulación. Caminar las cinco calles tiene un objetivo: comprar. Por eso es el Eje Comercial, en catalán, Eix Comercial de Lleida, considerada como una de las calles peatonales comerciales más largas de Europa, un eje, una referencia para la ciudad que funge como un integrador del día a día, como proveedor y como un provocador de encuentros.

Son un total de cuatrocientas cincuenta tiendas por todo este camino. ¿Qué tiendas? Las que están en todas las ciudades como las grandes franquicias que son y también las que reflejan la migración y la tradición. Desde tiendas de chinos hasta pastelerías y panaderías tradicionales. Pequeños restaurantes, joyerías, tiendas de música, zapaterías, librerías y también importantes edificaciones que forman parte de la identidad de la ciudad. Lérida o Lléida en catalán, tiene una historia desde la edad de bronce y es una de las ciudades más importantes de Cataluña, además forma parte del Camino de Santiago y de la Ruta de 1714.   

Esta calle que podría dejarte sin un peso en la cartera, es también una ruta cultural que te lleva a varios espacios históricos, desde estatuas, plazas, el propio ayuntamiento, edificios modernistas, hasta espacios que hablan del origen de la ciudad, como el Antiguo Hospital de Santa María que hoy es un ejemplo para mostrar la arquitectura gótica catalana de hace cinco siglos. Justo enfrente está la Plaza de la Catedral, donde se encuentra la Nueva Catedral de estilo barroco.

Este punto es sin duda, un punto de encuentro. Fue aquí donde la música nos detuvo para escuchar y observar el pasar de la gente, de los locales, de los inmigrantes, de los vendedores, de los ancianos de andar lento y de la ansiedad por correr de los niños. Un minuto  que nos acerca a la Calle Mayor de Lérida y a esa calle larga y larga dedicada a ejercer el poder del dinero.

 

 

Compártelo:

Sobre el autor

Estudió comunicación en Tijuana y se especializó en periodismo de viajes en Barcelona, es editora y creadora de contenidos viajeros.

Leave A Reply