Arte y Cultura

El museo del canal de Panamá

Al entrar recordé, cuando estaba en la universidad estudiando turismo, que en una clase de geografía nos dijeron que sin el Canal de Panamá, el mundo tal y como lo conocemos iría a una velocidad menor, porque el comercio mundial entre los océanos se seguiría haciendo a través del Estrecho de Magallanes.

El Museo del Canal Interoceánico de Panamá, ubicado en el Casco Antiguo de la Ciudad de Panamá, desde la esquina donde se encuentra se puede apreciar la Plaza de la Independencia y la Catedral, fue construido a mediados de la década de 1870 e inaugurado como el Grand Hotel. Pasó a manos del Conde de Lesseps quien instaló allí las oficinas de la Compañía Universal del Canal Interoceánico y cuando Francia vendió a Estados Unidos, los derechos de construcción del canal, también incluía el edificio con las oficinas. El tiempo fue pasando y el edificio fue utilizado como ministerio y sede de correos hasta 1997, que fue institucionalizado como el Museo Interoceánico de Panamá, hoy mejor conocido como el Museo del Canal. 

Tres pisos de salones amplios y lujosos, escaleras y ventanas altas y hermosas, son los espacios que ahora funcionan como salas de exhibición para contarnos, cómo se realizó la construcción del canal, su paso a través de la historia, la importancia de la unión de los dos océanos, lo vital de su existencia para el comercio mundial. En la entrada se exhibe la punta de un faro, que iluminó los caminos de los navegantes en Colón, la entrada del canal en el Atlántico, en la época en la que Francia inició la construcción del canal.

El museo recopila trazos espectaculares de la historia de la construcción del canal desde que Estados Unidos tomó la concesión. Cuentan quiénes fueron los encargados de llevar a cabo la obra, que eran escogidos directamente por el presidente de Estados Unidos, la comida que entraba a la zona del canal era subsidiada para que los obreros tuvieran alimentos de buena calidad a buenos precios, los utensilios y tecnología utilizada a través de la historia, el impacto del construcción del canal en el resto de los países del mundo cuando la historia de la unión de los océanos fue parte de la exposición de San Francisco en 1915; la constitución de la zona del canal y como la soberanía panameña se vio afectada por los habitantes de la zona, que al ser “territorio norteamericano” se negaban a dejarlos circular libremente por ahí o a izar banderas panameñas en el lugar.

El primer viaje del Canal de Panamá se realizó el 15 de agosto de 1914. |Fotografía: centenariocanal.com

El primer viaje del Canal de Panamá se realizó el 15 de agosto de 1914. |Fotografía: centenariocanal.com

Entre muestras de picos y palas, telégrafos, utensilios de cocina, cepillos de dientes, chalecos salvavidas, lo que más impacta es la historia de cómo Panamá luchó para recuperar la soberanía de su principal activo, de los tratados, de la zona del canal y las leyes que imperaban en la que no era permitida la entrada de los panameños. Se plasma la lucha por los derechos locales, el cómo se solventaron los problemas por la vía del diálogo y cómo fue el traspaso de la administración y funcionamiento del canal a manos panameñas.

Se relata, además, un capítulo de la historia en la que jóvenes del Instituto Nacional en la Ciudad de Panamá, salieron a la calles a protestar a inicios de 1964, a pelear por la soberanía de su país, a pedir con derecho que la bandera panameña fuera izada en la Zona del Canal. Ese día terminó en tragedia y hoy es un día memorial para la población; la bandera con la que marcharon los valientes jóvenes quedó hecha tiras de tela y en tiempos recientes fue enviada a España para su restauración. Esa bandera se exhibe con orgullo en el museo.

Hay una muestra de todos los intentos de diálogo y tratados con lo que las dos naciones involucradas abrieron las conversaciones para establecer los derechos de Panamá sobre el canal, hasta llegar a los originales de los Tratados Torrijos Carter, firmados en 1977, que sellaron de manera definitiva el traspaso del canal a manos panameñas, a cumplirse en 1999. Cada paso dado en el Museo Interoceánico, es dado con expectación, hay mil maravillas expuestas; hay una sala dedicada exclusivamente al desarrollo de las telecomunicaciones a lo largo de la historia del Canal de Panamá, desde el telégrafo, pasando por los cables submarinos hasta los logros de las comunicaciones a larga distancia. Hablan del impacto de las telecomunicaciones en el comercio, en la economía y en la sociedad; de los avances que seguirá teniendo a medida que evoluciona y se perfeccione la tecnología y de cómo impacta esto en los avances de la unión de dos océanos a través del Canal de Panamá.

Exposiciones temporales enriquecen la obra permanente, en este caso, me encontré con una  exposición de fotografías que cuenta la historia desde 1860 hasta 2013 de Panamá en imágenes. Se aprecian los cambios de la ciudad, la llegada de los franceses, el traspaso de las obras del canal a los Estados Unidos, las familias que nacieron a partir de la unión de nacionalidades diferentes, los aviones que aterrizaron, los cambios políticos surgidos a través de los años, la caída de Noriega, la invasión de 1989, la costa pacífica desde el Casco Antiguo, la llegada de los rascacielos, los barcos pasando por el canal. Es un libro en fotografías que caminando por los pasillos del museo, se vuelve un recorrido emocionante de un lugar único.

El Canal de Panamá, ese espacio que unió al mundo y hace que el comercio mundial vaya al ritmo acelerado que caracteriza al actual, acaba de cumplir sus primeros cien años. El Museo del Canal, mantiene viva la historia de lo que se fue para llegar a donde estamos, exponiendo los recursos utilizados para comenzar, continuar y terminar la obra, las formas de vida, los sucesos que acaecieron hasta lograr la soberanía sobre el activo del Canal de Panamá.

Categorías
Arte y Cultura

Venezolana residente en Panamá. Licenciada en administración de turismo con un máster en periodismo de viajes, una fusión que hoy ejerce y comparte desde Centroamérica.

Deja un comentario

*

*