Conocido como MAX, es el segundo museo más importante de México después del Museo Nacional de Antropología en Chapultepec, es decir, es un recinto de gran relevancia para la antropología y para la historia del arte prehispánico de Mesoamérica. Aquí se encuentran más 2 mil 500 piezas de las culturas Olmeca, Totonaca y Huasteca, piezas que conforme pasa el tiempo se van enriqueciendo con nuevos descubrimientos que en conjunto, se siguen estudiando.

Recorrer este museo es acercarse a la etnografía de los pueblos indígenas de Veracruz,  es acercarse a México, a Mesoamérica y a sus orígenes; con tesoros artísticos que han sido resultado de largos años de trabajo de campo y de excavaciones pero también, de donaciones e incluso a hallazgos fortuitos, como el de la pieza El Señor de las Limas, descubierta por dos niños, que data de 1965. Un espacio que alberga la segunda mayor colección del mundo en su tipo.

Aquí están esas enormes cabezas, aquí las puedes ver de cerca, rodearlas, tocarlas y sentir curiosidad incluso por ser tan antiguas y estén en este sitio a partir de las décadas de 1930 y 1940, es decir, piezas colosales con mucha historia pero que aún están siendo investigadas y se sigue aprendiendo de ellas.

max-02

Pero para entender un poco más a este recinto cultural, les cuento de los tres espacios en los que se divide:

  • Sala Olmeca:  El espacio dedicado a la primera civilización del continente americano, con orígenes de más de 3,000 años, cultura que hoy es conocida como la “cultura madre” y que se estableció en lo que  es actualmente es el sur de Veracruz y el noroeste de Tabasco. Entre las piezas expuestas destacan 7 de las 17 cabezas colosales halladas hasta ahora. ¿Por qué son tan importantes los Olmecas? están considerados entre las grandes civilizaciones antiguas universales como Egipto, Mesopotamia, Grecia, China e India, civilizaciones que dieron origen a las actuales naciones alrededor del mundo y aquí se muestra la colección de las esculturas olmecas más importante del mundo.
  • Sala Huasteca:  Dedicada a la cultura Huasteca que se estableció en lo que hoy son los estados de Veracruz, Tamaulipas, San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo y Puebla. Se cree que fueron llamados así porque llevaban escasa vestimenta, pues “huasteca”  significa “de cuero”. Ellos adoraban particularmente a la divinidad del amor carnal, Tlasolteotl y algunas tradiciones de esta cultura subsisten en nuestros días. Sus manifestaciones culturales van desde la escultura en piedra, cerámica, figurillas, concha y metalurgia que en conjunto hablan del alto nivel tecnológico alcanzado por las antiguas sociedades del noreste de Mesoamérica. Aquí se muestran sobrias esculturas femeninas de piedra y múltiples figurillas de barro asociadas a la fertilidad, destaca el arte elaborado en concha y en metales blandos como el cobre y el oro, lo que habla de una cultura desarrollada.
  • Sala culturas del centro: Aquí se exponen piezas de fabricación que unen a las cerámicas halladas en la cuenca de los ríos Blanco y Papaloapan, algunas piedras talladas que muestran una influencia teotihuacana, otras, como las procedentes deEl Tajín, con características propias, es decir, una sala que refleja la variedad de sus estilos arquitectónicos, cerámicos y escultóricos que sugieren una importante variedad étnica y cultural.

En definitiva, el Museo de Antropología de Xalapa es un espacio rico en historia que cuenta ese hilo conductor a través de las piezas de nuestros antepasados, pero muy pasados; del tiempo de origen de aquellas cultural que habitaron, reinaron y contribuyeron a la historia misma de Mesoamérica, una gran región que comprende México, Guatemala, El Salvador, Belice, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

 

Compártelo:

Sobre el autor

Estudió comunicación en Tijuana y se especializó en periodismo de viajes en Barcelona, es editora y creadora de contenidos viajeros.

Leave A Reply