Noticias

¿Dónde cambio mi dinero para viajar?

Tienes listo tu billete de avión, la maleta ya cerró, aunque te preguntas cómo, pero cerró. Ya sabes que no puedes faltar a ese museo contemporáneo,  te  has preparado mentalmente para la comida que probarás, porque hay que probar. Carga completa del celular y la cámara de fotos, una memoria extra, palabras básicas por si no podemos comunicarnos con nuestro idioma, pasaporte ¿qué falta? Cambiar dinero… entonces llegan las preguntas: ¿llego con dinero listo? ¿Cambio en el aeropuerto aunque tiene fama que siempre es lo más caro? ¿Casa de cambio cuando llegue pero, hasta que llegue? ¿Y si quiero algo antes y no tengo efectivo?

En América Latina predomina el peso pero, hay pesos colombianos, pesos mexicanos, dominicanos  y también hay pesos cubanos y hay peso filipino. No todos los dólares son de Estados Unidos, hay dólar australiano, dólar beliceño, el del Caribe oriental, el jamaiquino. En Europa podría parecer más fácil porque predomina el euro pero en Dinamarca hay corona danesa y en Londres circulan las libras. Por otra parte, si nos decidiéramos por viajar a Marruecos tendríamos que cambiar nuestra moneda al dírham, en Egipto a la libra egipcia, en la India a la rupia que no es la misma rupia que en Indonesia, es decir, es un tema.

En el mundo circulan unos 182 tipos de cambio, por lo que se vuelve una necesidad conocer algunas opciones que respondan dónde cambio mi dinero para viajar a ese lugar que me espera. Del cambio de moneda también podría depender tu presupuesto, mientras te puede parecer barato pagar 200 pesos mexicanos por una comida, no es igual si la cuenta resultara en libras.

Estas son algunas opciones para cambiar moneda

Lugar de origen: Si viajas a un país vecino al tuyo es posible encontrar cambios de moneda en tu ciudad, ya sea en el banco o casas de cambio específicas con diferentes tipos de moneda. Si vas a un país más lejos pregunta de alguna casa de cambio maneja la moneda que buscas, por lo general el número se reduce a unas cuantas, compara en al menos dos casas de cambio y también con el resto de las opciones.

Aeropuerto: Es la forma más segura, rápida y si, también la más cara para cambiar dinero por las comisiones de las comisiones. Es el precio de la comodidad. No hace falta caminar mucho hacia la salida para que observes las casas de cambio a tu paso, en algunos casos son hombres o mujeres los que se acercan con chalecos vistosos a ofrecer el servicio de cambio. Si decides optar por este medio debes saber que existen las casas de cambio que cobran una comisión y las que no.

Casas de cambio: Puedes buscar por internet alguna casa de cambio que se encuentre cerca de tu hotel o bien ubicar algunos establecidos en la zona donde te estarás moviendo. Si eres más aventurero, a las afueras de los aeropuertos, las zonas centro y más turísticas son los lugares más populares para encontrar las casas de cambio, ahí tendrás dos o tres opciones vecinas que al competir entre ellas una tendrá el precio más barato. No olvides verificar la comisión.

Cajero automático: Una opción cómoda es llegar al país que visitas y buscar directamente tu cajero y retirar efectivo en moneda local. La ventaja es que lo haces en tu banco y con tu tarjeta de nómina o crédito, la desventaja es la comisión que esto implica, tiende a ser más elevada que la comisión de las casas de cambio pero no más cara que cambiar dinero en el aeropuerto, esto puede tener variaciones. Pregúntale a tu banco ¿la comisión por utilizar tu tarjeta para retirar en un cajero de tu banco o de otro banco en el extranjero? Ya en la llamada pregúntale también cuánto te cobran por pagar con tu tarjeta de crédito o débito.

Hotel: En algunos hoteles o albergues ofrecen servicio de cambio de moneda, sólo compara los números y decide qué te conviene más. Es un contraste que puede variar en centavos pero que como el resto de las opciones, acumulados los centavos podrían aligerar el costo total del viaje, si ese fuese el objetivo.

 

Categorías
Noticias

¡Ahorita Vengo! Eso dijo en su casa y no ha vuelto. De Tijuana en Barcelona, comunicóloga con un máster en periodismo de viajes.

Deja un comentario

*

*