Actualidad

Nuestros deseos para 2018

Porque si se trata de desear, nosotros deseamos en positivo cada año

“El principio es la parte más importante de cualquier trabajo”, decía Platón. Y es que cada año nuevo se convierte en una oportunidad. Charles Dickens decía que “un nuevo corazón para un año nuevo, ¡siempre!”. Julio Cortázar también era positivo:  “nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo”. Y es que, “¿acaso no es lindo pensar que mañana es un nuevo día con ningún error en el todavía?”, decía Lucy Montgomery. En Viaje con Escalas estamos con ellos; y sí, vemos un nuevo año como un nuevo comienzo.

Alimentados por esta energía, y como soñadores que somos, nos encanta la idea de desear, de esperar, de tener fe y de seguir caminando optimistas. Por ello, y como cada año, de parte de todo el equipo que integra tu revista de viajes, queremos desear, desear con ganas y de forma particular para todos nuestros lectores, para ti.

Los deseos de la redacción de Viaje con Escalas para 2018

En esto de los deseos tal vez el por si acaso funcione. Así que: deseo que todas las letras tengan un sentido, que todos los viajes nos den sentido, que todas las sonrisas sean el sentido de todo, que los proyectos, que la música, que las charlas, nos mantengan con sentido. Deseo, otro año más, que los fuertes no impongan su fuerza, que ninguna muerte sea absurda, que todos los que comercian con ella tomen su propia medicina. Por si acaso funcione…

José Alejandro Adamuz, editor de contenidos en Viaje con Escalas.

 

Que siempre sepamos adónde queremos estar.

Carmina Balaguer, autora en Viaje con Escalas.

 

¿Tú qué prefieres, un día largo o un año corto? Es que me han dicho que tengo que pedirle mis mejores deseos al 2018 y aún no conozco a ese señor. Todavía sigo en el rellano, conversando con 2017 sobre una historia de malabares y equilibrismos. “Disculpe, ¿me devuelve mis recuerdos, que me los olvidé sobre sobre la encimera de su cocina?

Beatriz Lizana, autora en Viaje con Escalas.

 

Nunca se me ha dado bien esto de desear, pero este 2018 huele diferente. Huele a logros. Huele a aeropuertos que nunca he pisado y a reencuentros con algunos que ya pisé. A nuevas tarjetas de restaurantes en mi monedero que impiden que pueda cerrarlo bien. Huele a seguir coleccionando postales y a guardar monedas de otros países. Elijo desear que todo lo anterior se cumpla, y si lo puedo hacer desde cualquier asiento de un avión, mejor.

María Valdivia, community manager de Viaje con Escalas. 

 

“Deseo” viene de muy lejos: del latín desidium y, a su vez, del verbo desidere: “permanecer sentado, detenerse”. Con el tiempo, a esto se le añadió el significado desiderare, “echar de menos, echar en falta”. En este 2018 no quiero echar ni que echemos en falta nada, quiero que todo lo bueno que pueda ocurrir, ocurra. Tampoco quiero permanecer sentado (salvo que sea para descansar o leer un buen libro) ni quiero detenerme, quiero que todo lo que se ha comenzado continúe con la misma energía, las mismas ganas. Mi deseo, pues, es que no se cumpla lo que oculta esta palabra,  que todo lo que vaya a suceder, la contradiga.  Avancemos sin echar de menos nada.
Dani Keral, autor en Viaje con Escalas.

 

A mí, el 2018 me suena a juventud y adolescencia, así que voy a desear redescubrir mi país, mi ciudad, mi casa, y mi familia. Deseo ir más para adentro que para afuera, deseo tardes con amigos, libros con cafés, días en mi pueblo, casualidades memorables. Deseo cosas en realidad muy ordinarias, que para mí -y para muchos otros- son elementales. ¡Feliz año!

Isabel García , autora en Viaje con Escalas

 

Mis deseos para el 2018 es que no perdamos la ilusión ni las ganas de querer cambiar al mundo de la forma en que nos lo imaginamos; tal vez más justo, más feliz, más igualitario, más limpio, más libre, más todo aquello positivo que queramos. Que estos últimos días del año que está por extinguirse, nos llenemos de abrazos y besos para cargarnos de energía y el 2018 lo iniciemos dispuestos a darlo todo por nuestra ilusiones.

Nina Pizá, autora en Viaje con Escalas. 

 

Es claro que viajar implica el uso de un medio de locomoción y un lugar de destino. La experiencia del viaje transforma la sensibilidad humana cuando se mezcla con otros pueblos, arraigos y culturas.  No se regresa siendo el mismo después de un viaje, pues lo descubierto revela la oportunidad para realizar, también, un viaje interior, uno que invite al reposo, que tenga como medio de locomoción la meditación y como lugar de destino la consciencia infinita que nos afirme como seres humanos y mejores personas. Mis sinceros deseos para el año venidero. Y por favor, ¡Viaje con Escalas!

Jaime González, autor en Viaje con Escalas.

 

Deseo que tú lector, encuentres en esta revista una mirada más amplia del mundo. Deseo que seas lector de nosotros, pero también de otros y que viajes leyendo. Deseo que en 2018 existan menos guías de viaje y más libros de viaje, pero sobre todo, dándote las gracias a nombre de todo el equipo que integramos la revista, deseo que en 2018 sigas formando parte de nuestra comunidad, porque vamos por más y sin prisas por llegar. Deseo un ¡feliz y entretenido 2018!

Arlene Bayliss, editora en jefe de Viaje con Escalas.

Categorías
Actualidad

Buscamos y encontramos a grandes viajeros, a escritores, periodistas y fotógrafos que invitamos a compartir sus historias: esta es su sección.

Deja un comentario

*

*