Arte y Cultura

Los destellos de la ciudad de la luz

Es inevitable mirarla y buscarle detalles, intentar descubrir la forma de sus líneas, los dibujos de sus tornillos, la textura de sus cimientos y su color, ¿saben de qué color es? Ya sea desde lejos o debajo de su enorme estructura, la Torre Eiffel es un imán de miradas. Durante toda la historia de su vida, esta pieza arquitectónica ha generado expectación y controversia, no por nada, es el monumento más visitado del mundo.

Cuando llega la noche, la Torre Eiffel, más que nunca, se luce. Los primero cinco minutos de cada hora, sus 20 mil lámparas colocadas en su estructura, se encienden. Cinco minutos de magia que detienen al que va caminando, te desvía o te hace retroceder; sacar la cabeza por la ventanilla del coche, buscar una banca para sentarte o simplemente, quedarte parado y mirarla.  Más de 100 modelos diferentes de lámparas, es decir, 10 mil bombillas, hacen posible el alumbrado y la iluminación de la torre con sus mágicos cinco minutos de destellos.

La Torre Eiffel es brillante, es un faro parisino, es un icono, una antorcha, un árbol de Navidad, un espectáculo, un escenario, una musa; su historia está estrechamente relacionada con la de la luz y la noche es su aliada. ¡La noche de su inauguración, diez mil lámparas de gas dibujaron el vestido de la gran dama de hierro, y esta magia, aún persiste!

 

París recibe el sobrenombre de “Ciudad de la luz” por haber sido la primera ciudad Europea en dotar a sus calles y edificios más importantes de luz eléctrica. Es la luz,  la que permite recorrer los pasillos y los diferentes pisos de la Torre Eiffel por la noche. Una estructura que invita a subir y bajar, a tocarla y verla de cerca. “Mirada, objeto, símbolo, la torre es todo lo que el hombre pone en ella y que todo es infinito”, resumía  el escritor francés Roland Barthes.

Foto de portada: Víctor Gómez – Machbel

 

Información útil:

 

 

Categorías
Arte y CulturaVideos

¡Ahorita Vengo! Eso dijo en su casa y no ha vuelto. De Tijuana en Barcelona, comunicóloga con un máster en periodismo de viajes.

Deja un comentario

*

*