Arte y Cultura

Barcelona y su librería de viajes

 “A veces importa más a dónde vamos que de dónde venimos”, dice Pep Bernadas, un hombre que decidió apostarle a la búsqueda por comprender dinámicas sociales, por entender al mundo y lo que ello conlleva, decidiendo hacerlo por medio de los viajes.

El sueño lleva el nombre de Altaïr, la librería más grande en Europa especializada en viajes, nacida en Barcelona en el año de 1979 y en el año de 1997 en Madrid. Un espacio cultural abierto y construido para generar encuentros con los viajes, con los viajeros, con las ideas del viaje, la conexión y los proyectos que estos encierran. La conjugación en todos los tiempos del verbo viajar

Tú haces lo que quieres hacer, en mi caso, me interesa la sociedad, qué mundo querría, qué mundo tengo, porqué camino podemos conducir las cosas a lo que deseamos, sabiendo que hay utopías, pero que con un paso se empieza a caminar”. Dice el antropólogo español.

Es el proyecto nacido del interés por la comunicación, la experiencia por transmitir conocimiento, donde los tópicos, prejuicios y calificativos no tienen lugar, por el contrario, es el recorrido para huir de ellos y alcanzar el desprendimiento que permita absorber lo que el mundo ofrece, de forma pura, en este caso, por medio de las historia. Fue así como este hombre, de rostro amable, mirada tierna y afectuosa,  no pierde la sonrisa durante la conversación que refleja el alma de un hombre que soñó y sigue soñando, ir por esas ideas, atesorarlas y defender lo que las alimenta. Un viajero que se permitió aplicar sus conocimientos de la antropología  por medio del canal de la comunicación.

La Librería

Altaïr suma mas de 60 mil referencias en contenido, mucho, de exposición única, incluso Pep, reconoce que atesora ejemplares solitarios, traídos de un viaje como piezas exclusivas, y que, al recorrer de pronto los pasillos y darse cuenta que alguno de esos se ha ido, sabe que no regresará. El concepto de esta empresa es compartir, y lo hace mediante dos plantas seccionadas que se dividen por continentes, por países, ofreciendo narrativa, guías, cartografías, aventura, música, libros ilustrados, ensayos, naturaleza, gastronomía mundial, artes, oficios y culturas. Trazos de viajeros, novelas, comics, revistas, diccionarios, películas, documentales, cuadernos de viajes, agendas. Incluso, una pizarra donde viajeros buscan compañeros de viaje, viajeros que buscan un viaje y viajes buscando viajeros.

La librería de viajes por excelencia en Barcelona. |Fotografía: Arlene Bayliss

La librería de viajes por excelencia en Barcelona. |Fotografía: Arlene Bayliss

La crisis y los libros

Pero, existe una realidad económica que afecta a este sector, al de las librerías no sólo como Altair, sino todas aquellas que desde hace varios años, han tenido pérdidas económicas. Uno de los mayores institutos de investigación de mercado a nivel internacional Gfk (Gesellschaft für Konsumforschung ) dio a conocer que durante los dos primeros meses de este año, las ventas de libros en España han descendido en un 9% en facturación respecto al mismo periodo del año pasado que fue del 6%. Los libros ante cualquier crisis, se vuelven costosos, y existe una realidad de prioridades para el consumidor, que ante el gusto por la literatura, debe enfrentarse a lo que dice su bolsillo; en muchos casos, incluso en las ferias y exposiciones de libros, los precios, aún con descuentos, para muchos no parecen ser accesibles.

España está inmersa en su segunda recesión económica en tres años, y los libros también lo resienten, movidos de un stand a un almacén; a esto se suman los recortes del Gobierno Español, que ha disminuido un 15% el presupuesto del Ministerio de Cultura, una realidad que vive Altaïr, Pep afirma: “La crisis nos ha afectado, esta casa es muy grande, los precios se han elevado, la inversión en libros es grande y el bajón de ventas también, ha sido más del 80%, la plantilla del personal es la misma que antes y estamos en pérdidas en este momento, pero nos permitimos mantener el proyecto. No hay mal que dure 100 años ni nadie que lo resista pero estamos invernando”.

Pero Altaïr, sigue siendo la librería especializada en viajes que con altas y bajas, sigue siendo el espacio para concentrar las historias que se convirtieron en tales porque alguien las escribió, las quería compartir, contar, explicar y desmembrar. La puerta a una librería que representa un mismo viaje desde la perspectiva soñadora, la comunicativa, la del contenido reflexivo, la que se desprende de la cotidianidad para pensar en lo inimaginable.

Nota: La librería Altaïr de Madrid, cerró sus puertas en febrero del 2014.

 

Categorías
Arte y Cultura

¡Ahorita Vengo! Eso dijo en su casa y no ha vuelto. De Tijuana en Barcelona, comunicóloga con un máster en periodismo de viajes.

Deja un comentario

*

*