Se suele decir que Tailandia es un país fácil para los viajeros que quieren realizar su primer gran viaje. Y no hay razón para oponerse, puesto que el país asiático cuenta con buenas comunicaciones, diferentes opciones de transporte y precios muy asequibles para comer y encontrar alojamiento. A esto hay que añadir la amabilidad de sus habitantes, la facilidad de comunicarse en inglés y el gran número de extranjeros que circulan por su territorio. Aunque un viaje debe implicar cierto grado de aventura y riesgo, hay que ser consciente de los problemas y dudas que se pueden evitar o resolver a tiempo. Si estás pensando en conocer Tailandia, estos 10 consejos pueden servirte de ayuda antes y durante tu periplo.

  1. Vacunarse no es obligatorio, pero sí recomendable. Salvo la vacuna de la fiebre amarilla para las personas que proceden de las zonas afectadas por esa enfermedad, no hay vacunas obligatorias para viajar a Tailandia. Si quieres ir más seguro, se recomienda la de la Hepatitis A y B, rabia, encefalitis japonesa, tétanos y tuberculosis. Acude con varios meses de antelación a tu viaje al Centro de Vacunación Internacional de tu provincia para resolver dudas y vacunarte.
  1. Compra el repelente de mosquitos cuando llegues. Es indispensable llevar un botiquín con medicamentos y otros productos de salud e higiene que vayas a necesitar en Tailandia, pero en cuanto al repelente de mosquitos, la mejor opción es comprarlo allí. Por dos motivos: te saldrá muchísimo más barato y estarás mejor protegido de los mosquitos del país. Puedes comprarlo en lo omnipresentes 7-Eleven, pequeños supermercados, abiertos las 24 horas del día, que encontrarás por todas partes.
  1. No cargues de ropa tu mochila. Lleva lo imprescindible para que la mochila no te pese demasiado. No hay que excederse con la ropa, no sólo por el peso, sino porque en Tailandia puedes comprar lo que necesites a precios muy económicos, sobre todo en los mercados. Además, durante el viaje encontrarás lavanderías donde poder lavar y secar tu ropa.
  1. Las normas en los templos están para cumplirlas. No se trata de sugerencias o recomendaciones, las normas en los templos son estrictas. Para acceder debes descalzarte, así que si eres muy escrupuloso mejor que lleves unos calcetines. La ropa también está en el punto de mira en los templos. Nada de pantalones cortos y tirantes, o si los llevas ese día, no te olvides de pañuelos o pareos para taparte. También es posible alquilar pantalones largos o los tradicionales sarongs.
  1. No te conformes con la primera oferta de los taxistas. El taxi es un medio de transporte muy útil, sobre todo en la capital (Bangkok). Desde tu llegada al aeropuerto, necesitarás coger uno, así que siempre es bueno saber algunos consejos. En la salida del aeropuerto, no hagas caso a las ofertas que te griten algunos y busca la cola para tomar un taxi público, que deben llevar encendido el taxímetro. Si necesitas un taxi en el centro de la ciudad, no dudes en regatear el precio o buscar los que lleven taxímetro, recordándoselo así: “Meter, please” o “Taxi meter, please”. Si hay mucho tráfico sale rentable pagar el peaje de la autopista de pago, el mismo taxista te preguntará por el camino si prefieres esa opción. Para traslados cortos, es preferible coger el tradicional tuk-tuk, porque muchos taxistas se negarán a llevarte. Otra forma de desplazarte es el metro, el mototaxi o el Skytrain. Todo depende de la zona y la distancia.

Los tuk-tuk de Bangkok son recomendables para distancias cortas | Fotografía: Virginia Martínez

  1. Ten cuidado con los timos. Tailandia es el país de las sonrisas y la mayoría de sus habitantes son amables y respetuosos, pero en las zonas más turísticas debes tener cuidado con los timadores. No hagas caso si alguien te dice que un templo u otro lugar de interés está cerrado, pero que a cambio te puede llevar a ver otro sitio. Tampoco te confíes de los precios bajos de un tuk-tuk, porque te llevarán a tiendas de las que obtienen comisión. Otro consejo, si alquilas una moto u otro vehículo, comprueba antes de usarlo que está en buen estado, porque al devolverla pueden hacerte pagar el desperfecto, como si lo hubieras hecho tú.
  1. Sigue conectado a Internet con una tarjeta tailandesa. La mayoría de los hoteles y guesthouses de Tailandia disponen de wifi gratuito, pero si necesitas estar conectado a Internet en la calle y utilizar tecnología 3G, es aconsejable adquirir en el aeropuerto o en cualquier 7-Eleven una tarjeta de teléfono con internet, con un saldo inicial, y recargarla cuando lo necesites en estos pequeños y frecuentes establecimientos. Hay diversas compañías, aunque la más recomendada es TRUEMOVE. Si también eres de los que llamas mucho por teléfono y vas a pasar tiempo en el país asiático, es mejor comprar un móvil y una tarjeta tailandesa, ¡saldrá mucho más rentable!
  1. Infórmate bien de las excursiones que realices. Una vez en Tailandia, además de realizar viajes por tu cuenta, es muy habitual contratar excursiones para poder ver alguno de los principales atractivos, como Ayutthaya, Sukhothai, Kanchanaburi, hacer un trekking en Chiang Mai, conocer un santuario de elefantes… Antes de pagar e ir a la excursión, hay que informarse sobre las visitas que incluye y cómo son, ya que no siempre se basan en el turismo responsable y puedes encontrarte con alguna sorpresa, como mercados flotantes muy turísticos, tribus privadas de libertad, circos de elefantes o centros de tigres, que parecen domésticos, porque han sido sedados.
  1. El dinero no es un problema. En Tailandia la moneda es el bath (THB), por lo que necesitarás cambiar durante tu viaje. No es necesario llevar una gran cantidad de dinero en efectivo porque allí encontrarás numerosos cajeros automáticos ATM, que sólo te cobrarán un pequeño interés, y tendrás directamente billetes del país. Para cambiar euros, dólares u otras monedas las mejores opciones son los bancos y las oficinas de cambio de la calle. Es preferible evitar cambiar el dinero en los hoteles o en el aeropuerto, aunque en este último es necesario cambiar un poco para tomar el taxi.
  1. El adaptador de enchufe te salvará de un apuro. En Tailandia la electricidad tiene una corriente de 220 voltios a 50 Mhz. Te encontrarás principalmente con enchufes de tipo C (como en Europa) pero también tipo A (como en Estados Unidos), por lo que es recomendable llevar o comprar en el país un adaptador de enchufe, y evitar el pánico cuando no puedas poner a cargar tu móvil o cámara de fotos.
Compártelo:

Sobre el autor

Nació en Logroño pero vive en Tenerife desde los ocho años. Es graduada en Periodismo con un Máster en Periodismo de Viajes. A esta española curiosa e inquieta le gusta viajar con su cámara de fotos y libreta en mano, ya sea al otro lado del mundo o a la vuelta de la esquina.

1 comentario

  1. Excelentes tips! Soy infectologo y he viajado mucho al Sudeste Asiatico, unicamente difiero contigo Virginia en el tema Rabia, es más, me ha tocado asistir a una persona de un grupo expuesta a la rabia, quien pese a haber contado con la vacuna, tuvo que recibir las dosis nuevamente, la única ventaja de la vacuna para la rabia es ganar algo de tiempo (sin la vacuna, es fundamental recibir la primera dosis en menos de 3 horas). Si tu viaje a tailandia incluye ir a lugares alejados de ciudades importantes con centros sanitarios “decentes”, pues si, vale la pena. Saludos!

Leave A Reply